martes 19.11.2019
UNIVERSIDAD

Ineco y ULE se alían para captar más ingenieros ante la alta demanda laboral

Los graduados leoneses podrán optar a un premio de hasta 4.000 euros por prácticas innovadoras
Los directores de escuela Bernardo, Aguado y Barreiro. DL
Los directores de escuela Bernardo, Aguado y Barreiro. DL

Las ingenierías son una de las profesiones del futuro. Así lo remarcaron los tres directores de las escuelas que imparten esta formación en la Universidad de León —Minas, Agrícolas y Forestales e Industriales, Informática y Aeroespacial— durante la jornada en la que participaron ayer junto con la directora general de Ingeniería y Consultoría de Ineco, Ana Isabel Rojo Calderón, y el responsable del Comité de Universidad, Formación y Empresa del Instituto de Ingeniería de España, Ángel San Segundo Haering, cuyas entidades firmaron un acuerdo recientemente para premiar a los ingenieros, tanto estudiantes de máster o recién graduados, que destaquen durante sus prácticas extracurriculares por aportar mejoras significativas y constatables en los procesos, productos, servicios e innovación tecnológica. Entre los premios, un galardón de cuatro mil euros y dos más de mil. Tanto Rojo Calderón como San Segundo Haering animaron a los alumnos de la Universidad de León a postularse para el premio.


Durante la jornada celebrada ayer, que llevó por título El ingeniero del siglo XXI, los participantes destacaron la alta demanda de ingenieros que existe actualmente en el mercado laboral a pesar de que las matrículas universitarias en estas ramas no van en aumento. «Son necesarios ajustes, porque languidece el número de alumnos y este dato no se corresponde con la demanda de técnicos de la sociedad», como se apuntó durante la jornada.

 

En este sentido profundizaron tanto el director de la escuela de Minas, Antonio Bernardo Sánchez, y el de Agrarias y Forestales, Pedro José Aguado, quienes hicieron hincapié en la alta inserción laboral de sus estudiantes y en las amplias posibilidades que ofrecen todos los grados que se imparten en sus centros. Por su parte, el director de la Escuela de Ingenierías Industriales, Informática y Aeroespacial, Joaquín Barreiro, reclamó «una mejor valoración de la formación para los jóvenes ingenieros a través de buenos salarios». Los tres incidieron también en que sus titulados lo hacen con una profesión reconocida y una formación integral, en la que desde la Universidad de León también se tiene en cuenta la experiencia, a través de las prácticas curriculares y extracurriculares durante y después de concluir el título. Aspecto que también refrendó el rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, quien ensalzó la figura de los ingenieros que también ofrecen «otra vía para entender la investigación». En la cita también participó el presidente del Consejo de Colegios Profesionales de León, Francisco Javier Guerrero, quien remarcó que los ingenieros son pieza clave ante la cuarta revolución, marcada por la implicación de la robótica y la digitalización, tras la tercera, marcada por la informática. «Ser ingeniero es un actitud ante la vida, con marcada vocación de servicio social», sentenció.

Ineco y ULE se alían para captar más ingenieros ante la alta demanda laboral