domingo 18/4/21
Fiscalización

Un informe del Consejo de Cuentas revela «multiples incidencias» en Gersul

El órgano que preside Amilivia reconoce el esfuerzo del Ayuntamiento para reducir su deuda
El presidente del Consejo de Cuentas, Mario Amilivia, presentó ayer el informe de fiscalización. R. GARCÍA

El Consejo de Cuentas recomendó ayer buscar vías alternativas de financiación para el Consorcio Provincial para la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos de la provincia de León (Gersul) con una sugerencia expresa para que realice una revisión del grado de cobertura del coste del servicio a través de la tasa.

Esta es una de las 16 peticiones que ha realizado el órgano estatutario que preside Mario Amilivia en el informe de fiscalización de «determinadas áreas» del Ayuntamiento de la capital, presentado ayer en la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes donde se actualizaron algunos datos, como el hecho de que Gersul, a fecha 1 de enero de 2021, consta ya como adscrito a la Diputación.

La fiscalización se enfoca en concreto desde la perspectiva de la adscripción del Consorcio, en aquel momento, al Ayuntamiento y las consecuencias que para el mismo se derivan de ello, «debiéndose tener presente, en todo caso, que el sujeto fiscalizado es el Consistorio y no el Consorcio», aclara el Consejo de Cuentas.

El Consejo de Cuentas evidencia que la gestión recaudatoria de la tasa por la prestación del servicio ha sufrido «múltiples incidencias» que han perjudicado la adecuada liquidación de derechos y la correcta cuantificación de deudores. Así, el montante pendiente de cobro a 31 de diciembre de 2017 se situó en 22 millones de euros, con un grado de recaudación de deudas de ejercicios cerrados «muy bajo» de en torno al 2 por ciento.

Optimizar el servicio
El órgano recomienda al consorcio que busque vías alternativas para financiar Gersul

El Ayuntamiento ha realizado aportaciones a Gersul desde su creación por un importe algo superior a 13,5 millones de euros y no constan otras aportaciones de la entidad al Consorcio en concepto de subvenciones a la explotación ni otras subvenciones o transferencias.

Además, el Consejo de Cuentas también reconoció que el Ayuntamiento de la capital leonesa ha reducido su deuda paulatinamente en los últimos años, llegando a cumplir con la sostenibilidad financiera. No obstante, el presidente hizo una comparación del endeudamiento de la entidad local desde 2016 hasta 2019, con respecto de los ingresos corrientes liquidados.

Así, en relación al endeudamiento, el Ayuntamiento de León viene experimentando un descenso en el límite de deuda, que en 2016 se situó en torno al 165%, en 2017 sobre el 150% y en los años 2018 y 2019 en el 131% y 108%, respectivamente, cumpliendo así el principio de sostenibilidad.

Un informe del Consejo de Cuentas revela «multiples incidencias» en Gersul
Comentarios