domingo 23.02.2020

La inspección técnica de construcciones obligará a revisar 750 edificios cada año

Alrededor de 70.000 viviendas de Castilla y León se someten a la nueva ley.
La inspección técnica de construcciones obligará a revisar 750 edificios cada año

En torno a 750 edificios de León capital y no menos de 70.000 viviendas de la comunidad autónoma tendrán que someterse a partir de ahora a la Inspección Técnica de Construcciones, tras la entrada en vigor de la nueva ley aprobada por la Junta de Castilla y León,.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, se reunió con los responsables de urbanismo de las capitales de provincias para analizar la ley y determinó la creación de un grupo de trabajo, con un representante de cada ayuntamiento, de la Consejería y el Instituto de la Construcción que priorizará la armonización de las ordenanzas municipales y crear una única aplicación en Internet disponible para todos los profesionales de Castilla y León.

Mediante la modificación que se introduce, se establece la obligación de promover la inspección a los propietarios conforme a la normativa de propiedad horizontal, se concretan los plazos para llevar a cabo la inspección contados desde la terminación de las obras, 40 años para la primera inspección y 10 años para las sucesivas.

Informe de inspección

Se regulará el contenido del informe de inspección con las pruebas, modelos y ámbito mínimo de inspección. También se desarrolla el criterio de la legislación básica de exigir la subsanación de las deficiencias detectadas y se regulan las potestades municipales para controlar la aplicación de la inspección técnica a partir de la obligación de los propietarios de presentar en los ayuntamientos tanto el informe de inspección como la certificación, en su caso, acreditativa de las subsanación de las posibles deficiencias.

Se prevé la posibilidad de llevarla a cabo a su costa ante el incumplimiento de la inspección, y se ejecutará subsidiariamente la obra si no se llevan a cabo las intervenciones ante las deficiencias detectadas.

La inspección técnica de construcciones obligará a revisar 750 edificios cada año