viernes 3/12/21

El Instituto Confucio dispondrá antes de finales de año de un laboratorio de idiomas único en España

El instituto de la capital leonesa afronta su tercer curso académico con más de 200 alumnos y la perspectiva de impartir el año que viene chino para empresarios
El rector de la ULE, José Ángel Hermida y el presidente de La Universidad de Xiantang, Zhang Jing, durante los actos de conmemoración del segundo aniversaio del Instituto Confucio.

Hoy cumple su segundo aniversario y el Instituto Confucio de León sigue creciendo cada año. En el que será su tercer curso académico, cuenta ya con más de 200 alumnos a la espera de cerrar el periodo de matriculaciones, y antes de que finalice el año está previsto que se convierta en el único Instituto Confucio de España que dispone de un laboratorio de idiomas con el que realizar los exámenes orales que se reconocen en el país oriental.

La oficina central de Pekín ya ha enviado el laboratorio, que permitirá realizar las grabaciones «con unos sistemas especiales», y que viajará en barco hasta España, donde tiene previsto llegar en el mes de noviembre, momento en el que hay la obligación de ubicar sus 250 metros cuadrados de superficie, algo para lo que ya se están buscando salidas apropiadas, al necesitar de una «instalación especial».

Así lo confirmó el director del Instituto en León, Juan José Lanero, que además expresó su satisfacción por el crecimiento del centro, que tiene previsto comenzar a impartir el año próximo el denominado Business Chinese Test (BCT), es decir, chino para empresarios.

Pese a estas cifras y el incremento de servicios, Lanero dijo sentirse satisfecho relativamente, y aspirar a alcanzar los 300 alumnos, aunque recordó que aún no se imparten todos los cursos posibles, momento en el que se tendrá la ocasión de analizar el nivel del Instituto Confucio de León. Además, insistió en la importancia de tener cierta insatisfacción para tener motivación que permita «seguir hacia delante con lo que estamos haciendo».

Las previsiones hablan de que será el año que viene cuando el Instituto Confucio de León se encuentre «al completo», aunque no con todos los cursos, que se irán implantando de manera progresiva, algo para lo que es necesario un periodo de «cuatro ó cinco años».

En estos dos años, el Instituto Confucio de León ha ido «esculpiendo una personalidad propia», como ocurre en cualquier otro centro, de ahí que no sólo la vertiente académica sea objeto de estudio en el Instituto, si bien está «por encima del resto de actividades», entre las que se encuentran los instrumentos musicales, la creación de un coro o la presencia de seis personas realizando los estudios de postgrado en China, un número que se espera incrementar dado que las becas «son realmente buenas».

El director del Instituto Confucio de León hizo estas declaraciones a la finalización del acto de inauguración de la estatua de Confucio donada a la Universidad de León (ULE) con motivo de la conmemoración del segundo aniversario de la sede del instituto en la capital leonesa. La escultura, donada por la Universidad de Xiantang, se ha ubicado en las escaleras del interior del Centro de Idiomas de la ULE, donde se encuentra la sede del Instituto Confucio.

El rector de la ULE, José Ángel Hermida, explicó que la ubicación ha sido elegida con el fin de que la estatua dé la bienvenida a los alumnos y ofrecer a los estudiantes el «ambiente» de la cultura china, algo para lo que declaró que existe «realmente» un gran interés.

Por su parte, el rector de la Universidad de Xiantang, Zhang Jing, hizo un repaso de la figura de Confucio como pedagogo, faceta en la que transmitió unos pensamientos que han formado parte de la filosofía y cultura china, y también como pensador, ámbito en el que creía que «la bondad significa amar al prójimo» para construir un mundo «armónico» con diferentes culturas.

Zhang Jing insistió también que como pedagogo propuso la educación de «todos» independientemente de su origen, ideas con las que se convirtió en un educador «ejemplar», lo que le llevó a ser reconocido como el «pedagogo más respetable de toda la historia». 

El Instituto Confucio dispondrá antes de finales de año de un laboratorio de idiomas...
Comentarios