lunes. 04.07.2022
INVESTIGACIONES POLICIALES EN LEÓN

Isfere facturó a la Diputación 591.494 euros en 131 contratos

El PP ultima el informe de posibles irregularidades tras la investigación de la Udef
Parte del listado de adjudicaciones de la Diputación de León a Isfere

El último, el pasado día 5 de noviembre. Pero antes, desde la primera certificación efectuada en julio de 2006, se acumulan 131 contratos más. Uno detrás de otro, como goteo incesante de encargos de servicios informáticos y telecomunicaciones, en su mayoría con presupuestos por debajo de los 18.000 euros, que permiten resolver las adjudicaciones de manera directa o con negociados por invitación, y que suman en total 591.494,88 euros facturados por la Diputación Provincial. Abajo, en cada una de las facturas aparece Isfere SRL: la empresa leonesa a la que investiga la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (Udef) de la Policía Nacional, propiedad de la pareja de la alcaldesa de Maraña, la dirigente del PP Rosa Rodríguez Maraña, y en la que trabajó el novio de la ex presidenta de la institución Isabel Carrasco, tal como ha publicado en exclusiva este periódico..

Las facturas sirven de base para el informe encargado por el equipo de gobierno de la Diputación Provincial, después de que el presidente del PP, Eduardo Fernández, les reclamara «recabar información» para adelantarse a una posible imputación que tuviera conexiones con la Operación Púnica. En ese documento no sólo constarán los pagos realizados, sino que se especificarán los procedimientos que se utilizaron en cada uno de los contratos para la adjudicación, si hubo más empresas interesadas y cuáles fueron los criterios tenidos en cuenta. «No he hablado con ella, pero si no hay imputación, no puedo abrir expediente», insistió ayer el dirigente popular, quien ya en la nueva ejecutiva nombrada el pasado mes apartó a Rodríguez Maraña de los puestos directivos, a pesar de que tuvo que conservarla como vocal dado que forma parte del comité autonómico, donde la colocó Isabel Carrasco como muestra de su confianza. El rastro se sigue también en Valladolid, donde como consecuencia de la información requerida por el PSOE, la Junta admite que concedió a la sociedad una subvención de 170.000 euros de los 460.000 que había solicitado.

Pese a que en los pagos detallados por el documento de Intervención al que ha tenido acceso este periódico hay contratos anteriores por valor de 104.231,55 euros, la relación se acrecentó tras la entrada de Carrasco como presidenta de la institución el 18 de julio de 2007. Desde entonces aparecen 117 facturas, la mayor de ellas de 74.000 euros por la adquisición de 70 ordenadores, con cargo a la Diputación Provincial casi en su totalidad, aunque también contratadas por medio del Consorcio Provincial de Turismo, que firma 18 de ellas, y del Instituto Leonés de Cultura (ILC), con 11 en su cuenta. Una lista de encargos en los que aparecen adquisiciones de equipos informáticos y programas, dominios de internet, registros de marcas, diseño de publicaciones y creaciones de páginas web, como la de la Cueva de Valporquero, por 24.718,64 euros, los Productos de León, por 25.954 euros, el portal de Turismo, 48.000 euros, y de los centros de discapacitados y personas mayores dependientes de los servicios sociales, por 17.922 euros.

Estos encargos a Isfere enlazan con el sumario del crimen de la presidenta, en el que presunta autora junto a su madre, Triana Martínez, que era trabajadora de la Diputación, relata que Carrasco le pedía «los gastos en telecomunicaciones y de informática de otras comunidades», luego «sacaba concursos en contratación para dar páginas web por procedimientos negociados que no necesitaban concursos públicos» y, al final, «los adjudicaba a la empresa de su novio o de la alcaldesa de Maraña por 20.000 o 25.000 euros cuando puede costar como mucho 4.000».

Isfere facturó a la Diputación 591.494 euros en 131 contratos