martes. 27.09.2022

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Enrique Santiago, ha remitido una carta al Ministerio del Interior para trasladar su «preocupación por los ataques violentos que de forma sostenida en el tiempo vienen sufriendo las sedes de la formación», entre ellas la de San Andrés del Rabanedo, así como «el hostigamiento que algunos de sus cargos públicos han denunciado en los últimos meses». La situación «está generando una sensación de inseguridad e intranquilidad en las personas que forman parte o simpatizan con Izquierda Unida en Castilla y León, además de los trastornos materiales que dichos ataques suponen sobre las sedes de Izquierda Unida y del PCE», expuso el partido.

Tras citar los diez ataques documentados, recalcó que es «lógica la preocupación que existe entre los responsables y conjunto de la militancia de IUCyL ante la deriva violenta de corte fascista que están sufriendo», por lo que ven «perentorio tomar medidas que frenen este tipo de ataques que socavan el estado de derecho». Para ello piden más vigilancia.

IU denuncia ataques «de corte fascista» a sus sedes