martes. 07.02.2023
«El inspector de vírgenes y otras pérdidas», de Jesús Torbado, será el objeto de los trabajos que se evaluarán esta semana y cuyos ganadores recogerán su premio del concurso escolar literario de la próxima semana. En esta obra, que se entregó el pasado 23 de diciembre, queda de manifiesto la multiplicidad de temas y el gran número de situaciones insólitas, argumentos y personajes del universo literario de Torbado. También los insospechados paisajes en los que sitúa sus narraciones, como Marruecos, Cuba, Tailandia o Colombia. Con presentación de Bernardino González Pérez, este libro vio la luz en 1991, después de que Jesús Torbado ganara premios tan reseñables como el Alfaguara de1965 con su primera novela, Las corrupciones ; el Planeta de 1976 por En el día de hoy ; o el Mariano de Cavia en 1981 por el conjunto de su labor periodística. Una trayectoria impecable También es premio Ateneo de Sevilla por aquella novela jacobea tan leída, El peregrino (1993) y premio Antonio Machado de narraciones breves en 1989. Torbado sitúa las acciones de esta obra en tierras lejanas en las que se celebran isospechados encuentros, se entablan lúcidos diálogos y se da cuenta de pequeños pero enormemente representativos detalles. Ironía, humor, aceptación o lucha contra el destino son sólo algunas de las notas que caracterizan las narraciones de El inspector de vírgenes . Viajero impenitente, reportero, novelista, ensayista, guionista de cine y televisión, todo eso y mucho más es Jesús Torbado.

Jesús Torbado, autor del próximo título del certamen
Comentarios