miércoles. 07.12.2022
El crimen de Avilés

El joven acusado de asesinar a Paloma buscaba el cobijo de un amigo en León

Niega su participación en los hechos y ofrece escasa colaboración a las fuerzas policiales
Paloma Barreto
La víctima y el supuesto agresor, en una imagen captada a través de sus redes sociales recientemente. DL

El individuo de origen brasileño al que se investiga por su presunta participación en la muerte apuñaladas de una mujer transexual en un local de citas de Avilés la semana pasada, viajó a León buscando el cobijo de un conocido que residía en la capital, aunque no ha querido ofrecer detalles de su relación con esta persona ni han trascendido datos sobre su detención en la estación de autobuses de la capital, que corrió a cargo de efectivos del Cuerpo Nacional de Policía.

 

Agentes de la Policía Judicial de CNP en Asturias se encargaron de la intervención y procedieron a trasladar al sospechoso de regreso a su residencia. En la primera inspección ocular se le apreciaron arañazos y mordiscos. Iba vestido de mujer (es un travesti) y de momento se ha hecho con su defensa un letrado asturiano del turno de oficio.

 

El detenido pasará a disposición judicial previsiblemente hoy, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA). El cadáver de la víctima, de 28 años y nacionalidad brasileña, fue hallado el pasado sábado con numerosas puñaladas en un piso de Avilés.

 

El cuerpo sin vida de la brasileña fue localizado por la encargada de la limpieza de una vivienda ubicada en el número 62 de la calle La Cámara, en el centro de Avilés, en una habitación que la víctima habría alquilado en el piso que, según las primeras averiguaciones, funcionaba como casa de citas. Allí encontró el cadáver de Paloma envuelto en un gran charco de sangre. Los investigadores tratan de determinar qué tipo de relación existía entre la víctima o el agresor, ya que, al parecer, se conocían.

 

La asociación asturiana de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (Xega) reclamó ayer que este crimen se trate como un delito de violencia de género. En una concentración de repulsa celebrada en Gijón en la jornada de ayer, la coordinadora de Xega, Yosune Álvarex, subrayó que se trata de un «delito de violencia de género clarísimo» y pidió que el crimen se juzgue bajo dicha calificación.

El joven acusado de asesinar a Paloma buscaba el cobijo de un amigo en León
Comentarios