miércoles. 01.02.2023
El presidente de los joyeros leoneses, Jesús Prieto Olite, reconoció ayer que en el sector están «indignados y tristes» por el último robo cometido en un establecimiento de Ordoño II. Según explicó, lo sustraido, que asciende a varios miles de euros, «descapitaliza a cualquier familia que, normalmente, deposita su patrimonio en el negocio de joyería». Por eso reclama mayor atención hacia estas tiendas, afectadas por un alto índice de robos. «El panorama es desolador -reconoce-, porque los seguros para las joyerías se han disparado de precio al ser un sector de alto riesgo e, incluso, dos aseguradoras, Amaya y la Mutua de Joyeros, han quebrado, poniéndonos cada vez más difícil el poder contratar seguros». Siguiendo la dinámica nacional, Prieto también defiende que los joyeros tengan una atención más directa por parte de las fuerzas de seguridad y cree que sería necesario un cuerpo especializado en este tipo de delitos, porque «los ladrones han perfeccionado tanto sus técnicas que, a las dos horas de cometer un robo, ya han colocado el material en aviones con destino a otros países, haciendo muy difícil el seguirles la pista». El presidente de los joyeros considera que en el caso leonés, el robo fue obra de profesionales, por las herramientas que emplearon para realizar un butrón y cortar la caja fuerte. Un robo igual en Burgos En ese sentido, recuerda que hace una semana se cometió un robo de iguales características en Burgos. «Se descolgaron a la joyería, como en León, desde el piso superior a través de un butrón, y lo desvalijaron todo». Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía prosiguen con sus investigaciones para esclarecer los hechos, pero no han encontrado huellas en la joyería atracada. Al parecer, los ladrones cortaron la línea telefónica para desconectar la alarma.

Los joyeros piden más atención para un sector con un alto índice de robos