jueves 04.06.2020
Catedrático de Derecho del Trabajo

Juan José Fernández Domínguez: «Hay que copiar el modelo andaluz, el que aprueba matrícula gratis»

Juan José Fernández, candidato a rector de la Universidad de León, y su equipo. FERNANDO OTERO
Juan José Fernández, candidato a rector de la Universidad de León, y su equipo. FERNANDO OTERO

Es la primera vez que el catedrático de Derecho del Trabajo y Seguridad Social Juan José Fernández Domínguez (Santovenia del Esla, Zamora, 1966) aspira a alzarse con el rectorado de la Universidad de León. Avanza que se presenta con «ilusión» y con el objetivo de conseguir una institución académica más transparente, que apueste por la formación online para recuperar matrícula y que premie a los buenos estudiantes.
—Innovación y transparencia es su lema. ¿Qué quiere transmitir con este eslogan?
—Lo primero, que las ideas originales tienen que fluir en la comunidad y dar lugar a planes específicos que nos lleven a vislumbrar un futuro ilusionante. Imaginación y planificación de esas ideas. Y, en cuanto a la transparencia, que no vale con cumplir meras formalidades. Para ser transparentes se requiere que la información fluya con naturalidad, que los procedimientos sean claros y se ajusten a la ley o que las resoluciones no sean continuamente impugnadas y que sean pacíficamente aplicadas. 
—¿Marín no ha sido transparente?
—No. La información no ha fluido como hubiera tenido que fluir, los procesos han sido muy torticeros, por eso tenemos tantas demandas judiciales. Por eso no ha habido transparencia.
—Durante la campaña ha insistido en limitar el cargo de rector a un mandato.
—Cada vez estoy más convencido. Los segundos mandatos nunca han sido buenos. Yo repetí en Derecho, pero en las facultades no se tiene una posición de dominio. La posición de ventaja clara con la que parten, con un tiempo de cinco años se evitaría que el que quiera repetir trate de proyectar su mandato y la utilización de esas armas.
—Esto no lo hace ninguna universidad española.
—En algo hay que ser pioneros. Es una norma que se puede establecer en los estatutos y existen otros modelos. Lo raro es que el rector no repita, el segundo mandato ya parece una prórroga.

«En el título debe figurar también si el alumno ha sido participativo en la vida universitaria»


—¿Qué medidas va a proponer a la Junta si logra el birrete negro?
—Hay que presentarle otras experiencias, como la andaluza que para mí es modélica: si el alumno vale, si responde, no puede quedar excluido por razones socioeconómicas. Si aprueban tienen la matrícula gratis. También en el País Vasco tiene un régimen bastante similar y desde luego no es tanto el dinero que se deriva de las matrículas de los buenos alumnos para decir que no nos podemos permitir ese lujo. Andalucía ya se lo permite y es otra forma de fidelizar alumnos ¿Cuántos alumnos de Andalucía se van fuera de su comunidad?
—Hablando de la retener el alumnado. ¿Qué estrategia propone?
—Creemos que uno de los grandes retos es que los alumnos puedan venir de otros sitios. La formación online es la única variante que podemos conjugar, sobre todo para traer alumnos de Hispanoamérica o gente que tenga que compatibilizar el trabajo con la universidad. Se trataría de una oferta semipresencial que nos garantice un incremento de alumnos y la sostenibilidad de nuestras titulaciones. La natalidad nos condena, con lo que tenemos que buscar alternativas.
—¿Qué grados considera que son necesarios para la Universidad de León?
—Nuestra prioridad es consolidar lo que tenemos porque contamos con mucho personal estable, mucho funcionario en grados que ahora mismo está en duda su viabilidad. Hay que afianzar primero lo que tenemos y después ver qué grados podemos ofrecer con este personal, es decir, títulos próximos porque no podemos aumentar la plantilla. El coste cero nunca es coste cero.
—En su programa habla de implicar a los alumnos en la actividad universitaria, ¿cómo va a lograr esta difícil tarea?
—No es tan difícil si tienes imaginación. Podríamos hacer un adjunto a los títulos en el que se reconociera que ese alumno ha sido delegado de curso o participado en las comisiones de la facultad, mostrado interés en programa de acogimiento a Erasmus... todo ello puede quedar reflejado en ese adjunto, porque es algo que ahora se valora mucho en el mercado laboral. Si sabe que puede tener ese beneficio se sentirá motivo. No tiene sentido que busquemos que se participe y no incentivar que participe. El valor de la participación también se tiene que enseñar y se enseña cuando se demuestra que tiene su recompensa.

«Queremos un smart campus, donde la digitalización lo cubra todo y que sea sostenible»


—¿Y qué acciones planea para el personal docente y el PAS?
—Lo primero, una evaluación de los puestos de trabajo, un catálogo para después hacer la RPT. Sin ese instrumento vivo creemos que no se puede hacer ninguna planificación racional. Por eso también planteo una auditoría económica y sociolaboral
—¿Qué cree que desvelará esta auditoría?
—Que tenemos gente donde no la necesitamos y que hace falta donde no la tenemos. Hay una distribución poco equitativa de la plantilla y sobre todo va a demostrar que somos una universidad profundamente nvejecida y que no se han tomado medidas para frenarlo. 

—En su programa también plantea convertir la Universidad en un smart campus.
—Sí un campus digital, que la digitalización lo cubra todo en la Universidad. Hay que sustituir el modelo papel y energéticamente hay que optimizar y ser eficientes y con patrones de sostenibilidad o medioambientalmente aptos. Para la digitalización ahora no hace falta una gran inversión y no son tan elevadas, pero además hay muchas ayudas de la Unión Europea. Ser energéticamente eficientes es una inversión rentable, invertir para ahorrar.
—¿Planes para Ponferrada?
—Un título como Trabajo Social. En una zona como el Bierzo hace falta un grado de Ciencias Sociales y Jurídicas, porque ahora mismo un alumno que tenga esa orientación no tiene ninguna oferta, sólo Ingenierías y Ciencias de la Salud. Está muy descompensado y es necesaria esta oferta para retener población.

Juan José Fernández Domínguez: «Hay que copiar el modelo andaluz, el que aprueba...