martes 24/5/22

El informe de Cejuego analiza la evolución en los últimos años tanto de los llamados juegos de ilusión como de los de entretenimiento. Son los juegos de ilusión, que gestiona el sector público, los que tienen más tradición entre los apostantes. Se denominan así porque se juegan con la expectativa de conseguir un premio muy abultado económicamente. Y son también, especialmente en el caso de las loterías primitivas, los favoritos de las clases sociales menos favorecidas, ya que con una pequeña ‘inversión’ pueden obtener grandes cantidades de dinero.

Los denominados juegos de entretenimiento están gestionados, en cambio, por las empresas privadas. Que insisten en que la pandemia ha tenido un enorme impacto en el sector del juego. Sobre todo por las restricciones de 2020, aunque sus efectos se han dejado sentir en 2021. «En las crisis el juego sufre severos descensos, que recupera lentamente. De hecho, no se había recuperado de la crisis de 2007», concluyen.

Juegos de ilusión y de entretenimiento