lunes 1/3/21
Espaldarazo legal

El juez reconoce como indefinida a una enfermera con once años de interinidad

Satse gana una sentencia contra la temporalidad que abre el camino a otras 439 reclamaciones
La sentencia abre la vía a que 65 enfermeras y 374 auxiliares temporales en la Comunidad sean indefinidas. DL
La sentencia abre la vía a que 65 enfermeras y 374 auxiliares temporales en la Comunidad sean indefinidas. DL

La temporalidad de los contratos a los sanitarios, que ha favorecido la fuga de profesionales leoneses a otras provincias, acaba de recibir un varapalo judicial, tras la sentencia que reconoce como indefinida no fija a una enfermera que venía trabajando con contratos eventuales desde hace más de once años. El juzgado de lo Social número 3 de León reconoce esa especial vinculación laboral a una trabajadora de una residencia de mayores de esta provincia al valorar que el «tiempo transcurrido, más de once años de trabajo ininterrumpido, resulta más que suficiente para la conversión del contrato temporal en indefinido no fijo».

La enfermera, representada por el servicio jurídico de Satse, presta servicio en un centro de la Gerencia de Servicios Sociales desde el 30 de noviembre de 2009, en que firmó un contrato de interinidad por vacante a tiempo completo. El 3 de febrero de 2020, esta profesional solicitó su reconocimiento como indefinida no fija, pero la Administración no atendió su solicitud. El juez en cambio le ha dado la razón en base a varias sentencias del Tribunal Supremo y la doctrina del Tribunal de Justicia de la UE que así lo establecen, y determina que «el abuso de derecho en la contratación temporal deslegitima el contrato inicialmente válido, que se desdibuja al convertirse el objeto del contrato en una actividad que, por el extenso periodo de tiempo, necesariamente se ha incorporado al habitual quehacer».

Ese espaldarazo legal da seguridad a su puesto de trabajo al aportar dos ventajas: en un concurso de traslados no le podrán quitar la vacante y en caso de cese, que sólo se puede producir a través de una oposición tras informarla de manera expresa que se convoca su plaza o por amortización justificada del puesto, disfrutaría de una indemnización.

Más seguridad laboral
El fallo judicial destaca el «abuso en fraude» de la contratación eventual por parte de la Administración

La sentencia abre la vía a que otras 65 enfermeras y 374 auxiliares de enfermería puedan reclamar la conversión de sus contratos temporales en indefinidos no fijos en la Comunidad, según los datos facilitados por el sindicato Satse. El personal indefinido no fijo es una figura que nació en el año 1996 como creación jurisprudencial de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo para salir al paso de los fraudes cometidos por las administraciones públicas en la contratación del personal temporal, que afectaban al 30% de la plantilla. La protección del indefinido no fijo es infinitamente superior a las del personal temporal, sea cual sea el tipo de contrato o nombramiento. Se trata de un empleado público que tras ser víctima de algún tipo de abuso en su contratación temporal (bien por su duración excesiva o por la concatenación de sucesivos contratos o nombramientos) logró el reconocimiento judicial de la condición de indefinido no fijo. El tribunal aprecia que existía una necesidad estructural no reconocida por la Administración que se fue cubriendo con una sucesión de contratos temporales y en fraude o que se mantuvo al trabajador ocupando una plaza vacante, y por tanto ya reconocida como estructural, más allá del plazo máximo de tres años.

Por otro lado, los cien enfermeros leoneses que lograron el reconocimiento de la carrera profesional, después de llevar trabajados más de cinco años, recibirán más de un millón de euros, al sumarse las diferencias salariales de los últimos siete años.

El juez reconoce como indefinida a una enfermera con once años de interinidad