martes 7/12/21

La titular del juzgado de Instrucción número 2 de los de León, María del Carmen Santos, rechazó recientemente la solicitud del letrado defensor del supuesto cabecilla de la trama para que el caso se archive por falta de pruebas, una vez que el abogado al que se acusa de idear el plan fue absuelto de la imputación de tráfico de drogas que pesaba sobre su persona.

Se le había imputado un delito contra la salud pública al formar parte de otra organización desarticulada poco antes de que explotara el caso, dentro de la Operación Xabaril, en la resultaron detenidas cuatro personas en León y Galicia y en la que se incautaron de dos kilos de cocaína, 65 kilos de hachís, 500 gramos de Speed y 4.500 pastillas de éxtasis.

Un abogado de 31 años

El supuesto líder de la iniciativa era un joven abogado leonés, de 31 años en el momento de los hechos, que contaba con la colaboración de otro letrado de su bufete y de un funcionario del juzgado de Instrucción número 5 de León.

A este último se le acusa de agilizar los procedimientos cuando llegaban a Sáez de Miera, aprovechando su condición. Habían ingresado en el Centro Penitenciario de Vilahierro pero lograron la libertad con cargos hace ahora un año. El funcionario incluso solicitó en su día el retorno a su puesto de trabajo, que le fue denegado.

Los presuntos autores de los hechos conformaban una organización criminal debidamente estructurada y jerarquizada, compuesta por más de 30 personas que desarrollaban individual y conjuntamente tareas delictivas en función de la actividad profesional que cada uno de ellos tiene. Se dedicaban a estafar a distintas compañías de seguros de vehículos a motor.

De forma paralela, pocos meses después se descubrió otra estafa de características similares, aunque el montante de la operación fue menor y también su trascendencia. Ambos casos siguen bajo investigación para tratar de delimitar las responsabilidades.

La jueza deniega el archivo del caso que solicitaba el cabecilla de la trama
Comentarios