martes 11/8/20
Las cifras del paro

Junio deja 617 desempleados menos en León que suma un total de 33.170 personas en paro

El desempleo se incrementa respecto al año anterior en 4.917 personas, un 17,36% más
Una terraza de la capital durante los primeros días de la vuelta a la actividad en el mes de junio. FERNANDO OTERO PERANDONES
Una terraza de la capital durante los primeros días de la vuelta a la actividad en el mes de junio. FERNANDO OTERO PERANDONES

Según los datos facilitados por los Servicios Públicos de Empleo, el paro ha descendido en León respecto al mes de mayo en 617 personas, cifra que deja el total de desempleados en la provincia en 33.170, un descenso porcentual del 1,83% frente a los datos del mes anterior. Con relación a las cifras del pasado año, el desempleo ha aumentado en 4.917 personas, lo que representa un 17,36% de incremento frente a los datos del mes de junio de 2019.

Por sectores, es el de servicios el que presenta el mayor número de desempleados con 22.436. Tras él, la industria suma 3.290 personas en paro, construcción 2.470 y agricultura 1.648. El colectivo sin empleo anterior cuenta con 3.326 parados. La distribución del desempleo por sexos se reparte entre las 18.581 mujeres paradas  frente a los 14.589 hombres mientras que por edades, los parados menores de 25 años son 2.812 en tanto que el total de desempleados que superan esa edad son 30.358.

Los datos nacionales

El número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social en el último día de junio fue de 18.484.270, lo que supone un descenso de 99.906 personas desde que comenzó el mes, un comportamiento que la Seguridad Social atribuye a las bajas producidas el último día (161.500).

Según los datos proporcionados este jueves por los ministerios de Seguridad Social y de Trabajo, de media en junio el número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en 68.208 personas, hasta las 18.624.337, lo que representa el segundo incremento consecutivo tras el desplome ocasionado por la pandemia del COVID en marzo y abril.

El número de parados se situó en 3.862.883 personas, cifra no alcanzada desde mayo de 2016, tras aumentar en 5.107 desempleados, de forma que continúa la moderación en el incremento del paro que comenzó en mayo.

El desempleo se redujo en todos los sectores menos en la agricultura, así como entre el colectivo sin empleo anterior que creció en 30.781 personas, la mitad de ellas inscritas en la Comunidad Valenciana como requisito para optar a un empleo público como "auxiliar planes de contingencia en playas COVID-19", explica el ministerio.

Respecto a hace un año, el empleo ha disminuido en 893.360 personas, en tanto que el paro ha aumentado en 847.197.

La Seguridad Social señala que el empleo había mostrado un comportamiento positivo a lo largo del mes de junio -con la excepción del desplome del último día- con incrementos en el comercio (26.998), la construcción (15.212) o la industria manufacturera (11.057).

Así, teniendo en cuenta la media mensual, el incremento de junio (68.208 personas) fue similar al anotado en ese mes de 2019 (75.584) y fue consecuencia de los incrementos registrados en todos los regímenes, salvo el del carbón y los sistemas especiales agrario y del hogar.

El régimen general aumentó sus afiliados en 42.728, pese a los descensos del sistema especial agrario (41.596) y del hogar (208), en tanto que el de autónomos experimentó una subida que casi triplica la de hace un año (24.345), el del mar sumó 1.137 ocupados y el del carbón restó 4.

Dentro del régimen general, las actividades que tiraron del empleo fueron la construcción (40.383 afiliados más), el comercio (26.709), las actividades administrativas y servicios auxiliares (22.610), hostelería (20.653) e industria manufacturera (10.614).

Por el contrario, los mayores recortes se dieron en la educación, que perdió 45.396 afiliados coincidiendo con el final de curso, y en el sector agrario, con un descenso en 41.596 ocupados por el fin de algunas campañas agrícolas.

De vuelta con el paro, el número de desempleados disminuyó, sobre todo, en el sector servicios (27.319), la construcción (15.927) y la industria (7.770).

En junio registraron 1.159.602 contratos laborales, 308.985 contratos más que en mayo, de los que menos de uno de cada diez fueron indefinidos (114.393). 

Las cifras de la comunidad

Castilla y León anotó 4.811 parados menos en junio que el mes anterior, la tercera mayor reducción absoluta del conjunto autonómico, el 2,8 por ciento de recorte que deja en 165.481 los desempleados en la Comunidad, 32.239 más que hace un año, el 24,10 por ciento de incremento.

Castilla y León fue una de las diez autonomías en las que bajo el paro respecto a mayo, la tercera después de Galicia y Castilla-La Mancha, con 5.744 parados menos en Industria, Servicios y Construcción.

Las prestaciones por desempleo, en este caso con datos de mayo, llegaron a 197.896 desempleados en Castilla y León, 151.795 por prestaciones contributivas.

El paro bajó en junio en todas las provincias de Castilla y León, con recortes respecto a mayo de hasta el 5,46 por ciento en Segovia y del 4,14 en Zamora; aunque todas anotaron aumentos respecto a hace un año, con un 42,38 por ciento en el caso de Soria, que tiene 1.323 desempleados más que hace un año, con un 34,86 por ciento en Burgos.

El desempleo descendió especialmente en el sector servicios, con 3.880 parados menos que en mayo, con 1.233 menos en construcción y 731 en la industria, y aumentó en el colectivo de sin empleo anterior, con 853 parados más, y en el de la agricultura, con 80 más.

En junio se hicieron 49.777 contratos en Castilla y León, 15.521 más que en mayo, el 45,31 por ciento de incremento, y 44.132 menos que hace un año, el -46,99 por ciento.

De esos contratos, 4.859, el 9,7 por ciento, fueron indefinidos, 1.703 más que en mayo y 2.471 menos que en junio del 2019, y el resto, 44.918, temporales, 13.818 más que el mes anterior y 41.661 menos que hace un año.

En el conjunto nacional se firmaron 308.985 contratos más que en mayo, hasta 1.159.602; con 114.393 contratos de trabajo de carácter indefinido, el 9,9 por ciento.

El número medio de afiliados a la Seguridad Social en junio de 2020 en Castilla y León alcanzó la cifra de 893.245, un 0,95 por ciento más que el mes anterior, lo que supone una variación de 8.384 afiliados más, según los datos aportados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Economía Social recogidos por Europa Press. En España hubo un incremento del 0,37 por ciento.

En concreto, en las provincias de la Comunidad se registraron en el pasado mes de junio las siguientes cifras medias de afiliación a la Seguridad Social: Avila (52.323), Burgos (142.907), León (154.082), Palencia (62.142), Salamanca (116.071), Segovia (60.012), Soria (38.314), Valladolid (211.532) y Zamora (55.863).

La afiliación a la Seguridad Social en términos mensuales subió en todas las provincias lideradas por Avila (1,67 por ciento, 860 afiliados más) seguida de Zamora (1,54 por ciento, 845 afiliados más); Segovia (1,32 por ciento y 732 nuevos afiliados) y Palencia (1,08 por ciento, 664 afiliados más).

En el resto ha subido por debajo del 1,0 por ciento: León (0,95 por ciento, 1.454 afiliados más), Valladolid (0,82 por ciento, 1.731 afiliados más); Salamanca y Soria (0,73 por ciento y 843 y 276 afiliados más en cada caso) y Burgos (0,65 por ciento, 929 nuevos afiliados).

Comparando la afiliación media de junio de 2020 con la del mismo mes del año anterior el número de afiliados a la Seguridad Social en Castilla y León cayó en 36.110 personas, lo que en términos relativos supuso un descenso del 3,89 por ciento, inferior a la media nacional que bajó un 4,58 por ciento.

Junio deja 617 desempleados menos en León que suma un total de 33.170 personas en paro