viernes 13.12.2019

La Junta acusa a los consejeros de la Caja de «dejación de funciones»

Villanueva les pide «responsabilidad» y . les exige que no actúen contra la entidad.
La Junta acusa a  los consejeros de la  Caja de «dejación de funciones»

El consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, reclamó ayer a los consejeros de Caja España-Duero que ejerzan con «responsabilidad» su cargo, que les recordó aceptaron de forma «voluntaria y libre». Por ello, aseguró que no le parece «lo más correcto» seguir «estrategias que perjudican» a la entidad, que deben «servir hasta el final», y recordó que deben aprobar «cuál va a ser el futuro de la entidad».

Villanueva se refirió a la reunión del Consejo de Administración de Caja España-Duero, que no pudo aprobar la conversión de la entidad en fundación al no existir el quórum necesario, una actitud que para el titular de Economía es una clara «dejación de funciones».

Según sus palabras recogidas por la agencia Ical, de momento la Junta no tiene ninguna comunicación oficial sobre la situación «real» del grupo financiero.

Asimismo, el consejero aprovechó para dirigirse a los miembros del Consejo de Administración, a los que reclamó un «ejercicio de responsabilidad» y añadió que «no es normal» que se adopten posturas que no son adecuadas para el futuro de la Caja. Insistió en que los consejeros aceptaron el cargo de forma voluntaria por lo que les recordó que deben aprobar antes del 30 de julio las cuentas de la entidad, así como la programación de 2013 de la Obra Social.

El futuro

En ese sentido, Villanueva insistió en que los consejeros tienen que determinar el futuro de la entidad por ser los «administradores» y no la administración autonómica. Por ello, el consejero afirmó que si no actúan con responsabilidad tendrán que justificar ante la sociedad su decisión. También, consideró que no será necesaria la intervención de la Junta de Castilla y León ya que espera que no vuelva a haber «dejación de funciones» por parte de los miembros del Consejo de Administración.

Finalmente, el consejero concluyó que «por respeto» a la entidad que administran deben ejercer su cargo con «responsabilidad».

Llamamiento a la Junta

Por su parte, el alcalde de Soria y uno de los consejeros que con su ausencia este lunes contribuyó a la falta de quórum que invalidó el Consejo, Carlos Martínez, pidió ayer a la Junta que «tome las riendas» del banco Ceiss para que una parte de sus beneficios revierta en la sociedad, como hacía el modelo abolido de las cajas de ahorro.

Martínez, en declaraciones a los periodistas recogidas por la Agencia EFE, expresó su deseo de que un banco con mayoría de representación pública en su consejo de administración pueda mantener este modelo para revertir los beneficios a la ciudadanía.

«El modelo de cajas ya ha sido abolido, pero la parte accionarial pública debería ser la más importante en el Banco Ceiss, lo que nos permitiría tener acceso a un porcentaje de esos beneficios para continuar con la obra social y cultural tan necesaria en estos tiempos», reclamó.

Martínez justificó su ausencia en el consejo de administración de la entidad por coincidir con una revisión médica en Oviedo derivada de una operación quirúrgica de la que «todavía estoy convaleciente».

«Es la decisión por la que yo no pude asistir a ese consejo de administración de Caja España-Duero, aún entendiendo también la posición de otros consejeros que no asistieron argumentando que sobraba porque no se ha tomado ninguna decisión importante desde que nos apartarán directamente hace más de dos años, desde que la creación del Banco Ceiss», explicó.

La Junta acusa a los consejeros de la Caja de «dejación de funciones»