domingo 5/12/21
                      Alumnos leoneses durante la convocatoria extraordinaria de la Ebau en León el curso pasado. MARCIANO PÉREZ
Alumnos leoneses durante la convocatoria extraordinaria de la Ebau en León el curso pasado. MARCIANO PÉREZ

La Consejería de Educación ya ha comenzado a trabajar con las universidades públicas de la comunidad la Ebau, la prueba de acceso a los estudios superiores, que se celebrará una vez concluya este curso. La vicerrectora de Estudiantes de la Universidad de León, Ana García Pérez, explica que en el encuentro con los representantes de la Administración autonómica abogaron por mantener la optatividad que se ha impuesto en estos dos últimos cursos con motivo de la pandemia y sus consecuencias, aunque «todo dependerá finalmente de la orden del ministerio», como especificó la responsable de la institución académica leonesa.

García Pérez incide en que hasta ahora, desde Madrid, se han dado instrucciones de carácter anual, algo que perjudica a los estudiantes. «Los alumnos y los centros necesitan saber a qué modelo se van a enfrentar, por lo que el ministerio debería pronunciarse pronto, para no generar más problemas y nervios», señala la vicerrectora de Estudiantes.

En el calendario

Las fechas previstas son el 8, el 9 y el 10 de junio y la convocatoria extraordinaria del 6 al 8 de julio

Aumentar la optatividad en la prueba, la tan temida selectividad para conseguir la nota con la acceder los grados, fue una medida que se tomó el curso roto por el confinamiento para que el alumnado que en aquel entonces cursaba segundo de Bachillerato no se viera perjudicado por la suspensión de las clases presenciales. El modelo se mantuvo el año pasado teniendo en cuenta que esta mayor flexibilidad subía tanto el número de aprobados como la nota en los exámenes.

En este sentido, García Pérez explica que el ministerio todos los cursos publica tarde cómo será la selectividad, aunque en los cursos previos a la pandemia ya se sabía que el modelo se repetiría, a pesar de que desde las universidades «siempre se pide que se especifique ya en junio cómo va a ser la prueba para que cuando empiece el curso en septiembre, los alumnos de segundo de Bachillerato lo tengan todo cerrado», añade.

Prueba decisiva

El alumnado de segundo de Bachillerato, pendiente de la norma que se lance desde el Gobierno

Ana García Pérez precisa que, además, está previsto que en breve el formato de la Ebau cambie de nuevo para adaptarse a la Lomloe, con lo que sería un buen momento para conseguir que exista una prueba única a nivel nacional, ya que ahora cada autonomía realiza tanto la prueba como los baremos de corrección, lo que marca muchas diferencias entre los estudiantes en función de dónde sean ya que, al final, existe un distrito único universitario. García Pérez recuerda que Castilla y León ha sido una de las autonomías que más ha reclamado una Ebau única a fin de unificar criterios, sin embargo, la anterior ministra del área, Isabel Celaá, ya avanzó que desde el Gobierno se trabajaría en limar las diferencias aunque descartó imponer la misma prueba para todas las comunidades.

Otro de los puntos que se abordó en la reunión entre la Consejería de Educación y los representantes de las cuatro universidades públicas —León, Burgos, Salamanca y Valladolid— las posibles fechas en las que se celebrarán los exámenes. Sobre la mesa están ya, para la primera convocatoria, el 8, el 9 y el 10 de junio, mientras que la convocatoria extraordinaria se desarrollaría del 6 al 8 de julio. Estos días, aunque aún no son fijos a expensas de que el ministerio habilite una horquilla en el calendario para todas las autonomías. «En principio no habría problemas con los días», precisa Ana García Pérez, en relación a que se sitúan en las fechas habituales para la celebración de estos decisivos exámenes para los estudiantes.

La Junta apuesta por mantener la optatividad en la Ebau para este curso