domingo. 03.07.2022

La Junta de Castilla y León prohibirá los actos de besapiés (serán sustituidos por reverencias a las tallas), excluirá de las procesiones a quienes hayan dado positivo siete días antes y recomendará utilizar calles anchas para los recorridos, según explicó anteayer en Valladolid el delegado territorial en funciones para aquella provincia, Augusto Cobos. Estará prohibida la asistencia de personas que hayan dado positivo en las pruebas celebradas en los siete días previos a las procesiones y las expresiones que impliquen el contacto físico con objetos e imágenes, como besapiés y besamanos.

La Junta recomienda que los recorridos se desarrollen por calles anchas en vez de vías muy estrechas para evitar aglomeraciones de público. La Consejería de Sanidad ha realizado un ofrecimiento a las juntas de cofradías de poder hacer cribados o pruebas de antígenos tanto a los integrantes de las bandas de música de viento como a las personas que van a pujar las imágenes.

La cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno tiene programado el besapié a su titular para el 12 de marzo. Por su parte Nuestro Señor Jesús de la Redención programa cada año para la víspera del Domingo de Ramos un acto similar.

La Junta cambia los besapiés de Semana Santa por reverencias