miércoles. 17.08.2022

La Junta no implantará aún el Bachillerato General

Csif exige a Educación cumplir las ratios y mantener los docentes covid
                      La implantación de la Lomloe llegará en septiembre a los cursos impares. RAQUEL MANZANARES
La implantación de la Lomloe llegará en septiembre a los cursos impares. RAQUEL MANZANARES

El responsable de Negociación de Csif en Castilla y León, Mariano González, asegura que Castilla y León no aplicará el próximo curso 2022/2023 el nuevo Bachillerato General, una de las nuevas modalidades establecidas por la Lomloe, hasta que el Ministerio de Educación «tenga claro» las salidas universitarias a las que dará acceso. Así lo puso de manifiesto junto a la presidenta del sector Educativo de Csif en la Comunidad, Isabel Madruga, en el balance del curso que acaba de terminar y donde han planteado las necesidades de cara al próximo curso 2022-2023.

Los bachilleratos con contempla la nueva ley educativa son e Ciencias y Tecnología, el de Humanidades y Ciencias Sociales, dos de Artes (uno de Música y Artes Escénicas y otro bachillerato de Artes Plásticas, Imagen y Diseño) y un bachillerato General. «El Bachillerato General no se va a implantar porque el Ministerio no tiene claras las salidas y a qué dará acceso», aseveró González, quien precisó que desde la Consejería de Educación se apuntó que es «imposible» que se pueda ofrecer este curso porque no se conocen las salidas universitarias que puede tener.

«Hasta que no se clarifique la consejería no lo va a implantar» indicó el responsable de Csif, quien precisó que es necesario que se «clarifique» el Bachillerato General al tiempo que reconoció que es «difícil de implantar» porque tiene una «alta optatividad» y es necesario «encajar» los horarios a esa alta optatividad.

Esta cuestión es algo que compete a los propios centros educativos por lo que el responsable de Csif duda de que todos los colegios puedan ofrecer todas las modalidades del Bachillerato.

En este sentido, el sindicato considera que la tardía aplicación de la Lomloe en Castilla y León, con los nuevos currículos aún en fase de borrador y debate, «augura un muy difícil curso» cuando restan poco más de dos meses para su inicio en esta comunidad autónoma, previsto el 9 de septiembre.

«Los alumnos se van a matricular sobre borradores de decreto, lo cual es muy grave», lamentaron los representantes de Csif para recordar que los primeros pasos de la aplicación de la nueva ley en Castilla y León, antes de la finalización del presente curso escolar, «han sido bastantes caóticos» y «nada satisfactorios para el profesorado», ha añadido por su parte el secretario autonómico de Educación en ese sindicato, Mariano González.

Las editoriales aún no disponen de los textos aprobados oficialmente para poder imprimir los libros y, en el caso de la etapa de Bachillerato, en cada comunidad autónoma existe un currículo distinto en determinadas materias, caso de la Historia de España, lo que provoca «incertidumbre» a la hora de afrontar un examen de Ebau con contenidos «muy diferenciados», apuntaron.

González, por otra parte, se refirió a la temporalidad del estamento docente, muy por encima del 8% en el que debe situarse, ya que en la actualidad es del 17,95% en el cuerpo de maestros y del 29,77% en el de profesores de Educación Secundaria (ESO).

El secretario autonómico de Educación también ha pedido a la Junta de Castilla y León que clarifique cuanto antes las condiciones de las oposiciones convocadas en 2023 tanto en el aspecto de la renovación (tasa de reposición) como en la de consolidación (reducción de la cifra de interinos).

La presidenta, Isabel Madruga, enumeró por su parte algunos aspectos laborales del profesorado pendientes de negociación con la Consejería de Educación, entre ellos el aumento en al menos un 25 por ciento del kilometraje de los docentes itinerantes, situado en 0,19 céntimos, así como una subida del complemento específico que la administración autonómica les concede por esa razón y que en la actualidad «no llega a los veinte euros». También reclamó que se mantengan los profesores de refuerzo contratados durante la pandemia para conseguir los desdobles y que se garantice la bajada de ratio prometida por Mañueco.

Madruga, al analizar el curso recién finalizado, tercero en pandemia, recordó que los edificios escolares «no estaban preparados» para la prevención higiénico-sanitaria frente a la covid, por lo que ante el inicio el próximo ha solicitado más dotaciones de unidades de purificación del aire.

«No a la improvisación, sí a la planificación», resumió después de agradecer a los docentes la profesionalidad demostrada, gracias a la cual «ha salido adelante un curso muy convulso».

La Junta no implantará aún el Bachillerato General
Comentarios