viernes 20/5/22

La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, reconoció que los datos del desempleo del tercer trimestre en Castilla y León no son buenos, aunque buscando un atisbo de esperanza destacó también que se ha incrementado el número de ocupados y que la tasa de desempleo es inferior a la media nacional. Amigo aseguró que la Junta de Castilla y León es consciente de que en la comunidad hay 7.900 parados más y unos 12.000 trabajadores afectados por los Erte, como consecuencia de la crisis derivada de la pandemia. Consideró, sin embargo, que el comportamiento en cuanto a ocupados es positivo y recordó que la tasa de paro en la comunidad, del 12,5%, es inferior a la nacional en casi cuatro puntos.

La Junta reconoce que los datos del desempleo «no son buenos»