sábado 19.10.2019
Respuesta al globo sonda del Gobierno

La Junta tasa en 4 céntimos el coste por vehículo y kilómetro en sus autovías

El director general de Carreteras evita manifestarse sobre la polémica expansión de peajes
El director general de Carreteras, Jesús Félix Puerta, el delegado de la Junta en León y un responsable de conservación de la A-231. RAMIRO.
El director general de Carreteras, Jesús Félix Puerta, el delegado de la Junta en León y un responsable de conservación de la A-231. RAMIRO.

El debate que agita el Gobierno para extender un peaje a las autovías, llegó a la administración autonómica. El director general de carreteras de la consejería de Fomento puso ayer voz a la primera impresión ante esta posibilidad. Con un matiz relevante: la extensión limitada de la red de autovías bajo su competencia. Desde ahí, Jesús Félix Puerta, aportó algunos datos que centran la extensión del asunto. «Gestionamos dos autovías, esta de la A-231 y una en Segovia, además de otros dos tramos más reducidos; y de momento, nos encargamos de pagar ese coste. En Segovia tenemos un canon en la sombra; y mi gente me ha dicho que el coste viene a salir por cuatro céntimos por vehículo y kilómetro; de momento, la Junta lo asume, y a futuro ya se verá cuál es la política que se adopta, que es algo que le corresponde definir al consejero; en septiembre, hará su primera comparecencia y fijará la política», expresó Puerta en torno al traslado de esta opción que valoran las autoridades del Ministerio de Fomento para aliviar a las arcas del Estado del cargo del mantenimiento de las vías de alta capacidad libres de peaje.

 

En ese tramo está la autovía que comunica la ciudad de León con Burgos, la consejería de Fomento adjudicó a principios de verano el mantenimiento del vial, por un periodo de cuatro años; Acciona es la adjudicataria del primer tramo, entre León y la localidad palentina de Carrión de los Condes, por un importe de 8,2 millones de euros. «El coste medio para mantener esta autovía es de 2,5 millones por año», calculó el director general de carreteras de la Junta, sobre el montante que deberá desembolsar la administración titular de la gestión de esta infraestructura, que licitó en dos contratos las tareas de conservación; el segundo tramo se adjudicó por 7,7 millones de euros.

 

La A-231 va a recibir otras inversiones para mejorar sus ratios de seguridad, los sistemas de vigilancia y comunicaciones, o los servicios de vialidad.

Más servicios
La Consejería de Fomento construirá un centro de conservación de la A-231 en la provincia de León

Nuevas estructuras
La autovía dispondrá de 18 cámaras de control; el mantenimiento se adjudicó en 16 millones

Los dos contratos de mantenimiento se complementan con la construcción de centros de conservación; uno estará en la provincia de León, en Bercianos del Real Camino (el segundo se va a fijar en la localidad castellana de Sasamón, en Burgos); Puerta destacó su fácil acceso desde la autovía en los dos sentidos, y en los que se construirá un edificio para oficinas y servicios de personal, una nave de almacenamiento de vehículos, acopios y herramientas y un conjunto formado por almacén de fundentes y los servicios generales del centro además de la urbanización de las parcelas donde se ubicarán.

 

También se dotará un sistema de vigilancia mediante la instalación de 18 cámaras a lo largo de todo el recorrido, que permitirán conocer en tiempo real las incidencias y situación de la autovía, todo ello para mejorar, si cabe, aún más la seguridad vial.

 

La A-231 mantiene índices medios de cerca de 10.000 vehículos diarios; con picos de hasta 28.000, en fechas señaladas de inicio o fin de periodo vacacional. De los más de tres millones de tránsitos anuales, setecientos mil corresponden a unidades de transporte y camiones.

La Junta tasa en 4 céntimos el coste por vehículo y kilómetro en sus autovías