sábado 22/1/22
Participantes en la conferencia sobre justicia europea.

La doctrina del Tribunal de Justicia Europeo en materia de cláusulas abusivas, referidas en especial al ámbito bancario, está siendo «muy intuitiva sobre los derechos del consumidor», lo que implica que «todas las reformas legales que estamos disfrutando en España se deben en gran parte a este esfuerzo de protección del consumidor por parte del Tribunal de Luxemburgo». Así lo aseguró ayer en León José Luis Martínez Concepción, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Concepción participó en la mesa redonda sobre la cooperación en la UE en materia judicial, junto con el delegado del Gobierno en Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el juez decano de León, Luis Alberto Gómez García; dentro del ciclo de conferencias sobre Europa organizado por la Facultad de Económicas y el Colegio de Economistas de León, y dirigido por la decana de éste, Nuria González Rabanal.

Sobre la posibilidad de que se repitan los casos de abuso bancario como los juzgados en los últimos años, Martínez Concepción destacó que «con la doctrina recaída en los últimos tres años desde el tribunal europeo los bancos deberían limitar las cláusulas abusivas, que han dado lugar a tanta situación reprovable». También insistió en que la normativa incide en que el consumidor debe tener toda la información, porque «se encuentra en inferioridad tanto a la hora de negociar como en su capacidad de información».

Por su parte Suárez-Quiñonees explicó la evolución del espacio europeo de libertad, seguridad y justicia, desde la fundación de la UE hasta la actualidad. Y recordó que el próximo día 1 de julio entran en vigor reformas del Código Penal por la adaptación de ocho directivas europeas, dos convenios y una decisión marco, que afectan a medidas como la libertad sexual de los menores o la trata de blancas.

El juez decano de León analizó las fuentes de derecho comunitario.

La justicia europea es «muy intuitiva» con los clientes bancarios, según Concepción