jueves. 26.01.2023
Hombres por la igualdad recalcan que la cultura machista nutre la violencia de la ultraderecha

Juventudes Comunistas denuncia una campaña de acoso de grupos neonazis

El grupo contabiliza seis agresiones contra jóvenes leoneses en los dos últimos meses
La denuncia de la joven de 17 años que la semana pasada fue agredida por una pareja de cabezas rapadas de ideología neonazi, que le marcaron una esvástica (cruz gamada) en la mejilla ha destapado la existencia de hasta seis agresiones de la misma naturaleza en los dos últimos meses en León. Las Juventudes Comunistas de León denunciaron ayer a través de un comunicado una «campaña de acoso y violencia» en la ciudad protagonizada por neonazis y dirigida principalmente a «menores de edad y chicas que iban solas», cuyo «único pecado ha sido pensar diferente». La organización juvenil responsabiliza de las agresiones al grupo neonazi denominado Bloque Anti Sistema (BAS), cuya estrategia sería atacar a personas que consideran «objetivos fáciles y rentables para asusntar y coaccionar a la totalidad de los colectivos antifascistas de León», subraya la nota. La primera agresión que tienen registrada -existe una denuncia de la víctima en la Comisaría de León- se produjo el 25 de noviembre en el campus de Vegazana. Un joven de 18 años que leía un fancine recibió varios golpes en la cabeza con un puño americano (de metal) tras recriminar a otro joven que le arrancó una de las insignias de la bolsa que tenía en el suelo. Según la denuncia, volvió a recriminarle cuando salió de limpiarse la sangre de las heridas de la Facultad de Biología, ante lo que el agresor, al que ha identificado, le amenazó con una navaja. El joven fue atendido de las heridas en el centro de salud de La Palomera. La siguiente víctima fue, el 7 de diciembre, la joven estudiante a quien relacionan como novia de uno de los dirigentes de Juventudes Comunistas. La campaña empezó con una paliza en las inmediaciones del paseo de La Condesa y continuó durante diciembre y enero con llamadas anónimas al móvil y a su casa y mensajes amenazantes. Finalmente, el 17 de enero a las 8.20 de la mañana la sorprendieron cuando se dirigía al instituto dos individuos que se habían escondido en un portal atacaron a la joven por la espalda y la dieron un golpe en la cabeza con un bate de béisbol lo que la dejó sin sentido. Una vez en el suelo, la marcaron la esvástica en la cara con un objeto punzante. Los jóvenes comunistas subrayan que tanto en el ataque de La Condesa como en este último huno testigos que o no intervieron o, como en el segundo caso, huyeron corriendo. Pero durante la campaña de acoso que sufrió esta joven -y al mismo tiempo su madre, por el temor a que le ocurriese algo a la menor- las Juventudes Comunistas relatan otro ataque de los neonazis a dos jóvenes de 16 años. Uno de ellos fue agredido a la puerta de su casa, donde pintaron con un spray, «Hasta tu muerte», con barras y palas y el otro, según la versión del colectivo, se vio involucrado en una reyerta con dos neonazis en la calle, recibiendo un hachazo en la cabeza por lo que le tuvieron que coser con diez grapas quirúrgicas. El colectivo de hombres por la igualdad Prometeo de León también ha salido al paso de estos hechos y denuncia en comunicado que la violencia de los grupos de ultraderecha «se nutre de una cultura patriarcal asentada sobre las bases de un machismo extremo, semejante al de los maltratadores».

Juventudes Comunistas denuncia una campaña de acoso de grupos neonazis
Comentarios