martes 19.11.2019
JUSTICIA

El Juzgado de lo Mercantil tendría que estar cerrado tres años para poder ponerse al día

La caída del 42% en el volumen de ingreso de asuntos no palía la sobrecarga que supusieron las cláusulas suelo
La saturación de algunas órdenes judiciales es notable, pese al esfuerzo de los jueces por aligerar los plazos. RAMIRO.
La saturación de algunas órdenes judiciales es notable, pese al esfuerzo de los jueces por aligerar los plazos. RAMIRO.

El Juzgado de Primera Instancia número 8 de León (Mercantil) necesitaría seguir trabajando al mismo ritmo que lo está haciendo en la actualidad pero sin que en los siguientes tres años ingresara ningún asunto para poder ponerse al día y hacer frente al caudal ingente de trabajo que soporta el magistrado titular de la sala, Pablo Arraiza. Cláusulas suelo, la previsión de un aluvión de demandas por el caso del cártel de camiones y materia concursal son las principales materias de las que conoce la sala.


De acuerdo a los datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial el pasado viernes, correspondientes al informe sobre la situación de los juzgados de la provincia, Mercantil presenta una tasa de pendencia de 3,52. Es el cociente entre los asuntos pendientes al final del periodo y los resueltos en ese periodo. Cuando el periodo sea distinto del año se ponderará el numero de asuntos resueltos para expresarlo en términos anuales. Si se multiplica por 12 indica el número de meses que se necesitaría, con el mismo ritmo resolutivo y sin ningún ingreso, para acabar con la pendencia. Su principal finalidad es permitir la comparación de la pendencia de órganos, territorios, o jurisdicciones, o de estos a lo largo del tiempo. Un órgano, territorio o jurisdicción está en mejor situación cuanto menor sea su tasa de pendencia.

 

Mercantil de León tenía pendientes de resolución entre abril y junio de este año 483 asuntos. En ese mismo periodo ingresaron 96 y fueron resueltos 128. Quedaban por tramitar al inicio del verano 451 causas. En lo tocante a la ejecución de sentencias, se registraron 40 casos y fueron efectuadas 51. La cifra de asuntos que ingresaron en el órgano judicial, no obstante, cayó un 42,2% en el segundo semestre del año. La sobrecarga de trabajo se arrastra de periodos anteriores.

 

MATERIA CONCURSAL

 

Los Juzgados de lo Mercantil son unos juzgados especializados, dentro del orden civil, en la resolución de conflictos sobre las materias de carácter predominantemente mercantil que la ley les encomiende, así como en lo relacionado con la materia concursal.

 

El Juzgado de lo Mercantil es competente para conocer de cuantas cuestiones se susciten en materia concursal, en los términos previstos en su Ley reguladora y sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 85.6 L.O.P.J (competencia de los Juzgados de Primera Instancia para conocer en el orden civil de los concursos de persona natural que no sea empresario en los términos previstos en su Ley reguladora) y, en aras de la unidad del procedimiento, de otras materias pertenecientes a diversas disciplinas consideradas de especial trascendencia para el patrimonio de las partes en concurso.

 

Tienen su sede en la capital de provincia y tienen jurisdicción sobre la misma, aunque pueden establecerse juzgados de lo mercantil que extiendan su jurisdicción a dos o más provincias de una misma comunidad autónoma.

 

Los juzgados mercantiles se crearon a raíz de la reforma de la Ley Concursal 8/2003, de 9 de julio y entraron en funcionamiento el 1 de septiembre de 2004. La crisis económica que comenzó en 2008 degeneró en un espectacular incremento de litigios que hizo aún más acuciante la necesidad de una correcta distribución de asuntos entre los distintos tribunales y saturó al de Mercantil.

El Juzgado de lo Mercantil tendría que estar cerrado tres años para poder ponerse al día