martes. 29.11.2022

Labiana cierra el viernes la compra y Ovejero da marcha atrás a los dos días

Los más de 70 trabajadores van a la huelga el lunes y anuncian una manifestación para el jueves
Empleados de Laboratorios Ovejero, ayer durante la asamblea que acordó la huelga. RAMIRO

El comité de empresa de Laboratorios Ovejero, integrado por los sindicatos CC OO y UGT, mantuvo ayer una reunión con el CEO de la compañía, Juan Pablo Ovejero, en la que se les trasladó la ruptura de negociaciones para la venta de la empresa con el grupo Labiana. Las centrales sindicales informaron en un comunicado que la empresa ha iniciado contactos con otros grupos empresariales al considerar Labiana que las mantenidas con Ovejero eran «una estafa», subrayó el comunicado sindical.

El desconcierto es mayúsculo para los más de 70 trabajadores afectados, para la propiedad de la empresa y para los representantes sindicales. Se da la circunstancia de que el pasado viernes se daba por cerrado un acuerdo laboral, legal y económico aceptado por las partes. Pero el domingo los responsables de los laboratorios leoneses pusieron el freno y se echaron atrás en el acuerdo sin más explicación que la aportada ayer por las fuerzas sindicales, enormemente decepcionadas con la actitud de los vendedores.

Ambos sindicatos trasladaron su rechazo más absoluto a la actual situación que vive la compañía ya que pone en peligro la actividad productiva y el empleo.

«Una actitud absolutamente irresponsable e insensata que nos traslada a lo más bajo de una negociación que entendemos debiera dotarse de lealtad y rigor», recalcaron los sindicatos.

Para analizar esta situación las fuerzas sindicales convocaron una asamblea de los trabajadores de Laboratorios Ovejero, donde se acordaron varias medidas de presión. Entre entre otras está prevista la convocatoria de una huelga a partir del lunes para protestar «por la posición de los dueños de Laboratorios Ovejero», indicaron las mismas fuentes. La huelga fue acordada por unanimidad de todos los presentes.

A partir de hoy, los sindicatos volverán a mantener un encuentro para tomar decisiones futuras para garantizar el futuro de la icónica compañía. De partida, el próximo jueves saldrán a la calle. «Reclamamos seriedad y sensatez», explican desde el comité de empresa, que cuenta con el apoyo absoluto de todos los empleados y empleadas. En su protesta denunciarán, además de sus derechos laborales, «la falta de seriedad» que han detectado en las negociaciones, que se extienden ahora a un grupo biofarmacéutico gallego con el que negocia Ovejero.

«Teníamos todo resuelto y el domingo algo falló, y todo esto complica ahora mucho, mucho, la situación de la empresa y de los trabajadores», sostienen desde el comité.

Labiana cierra el viernes la compra y Ovejero da marcha atrás a los dos días
Comentarios