lunes 29/11/21
La zona oeste de la ciudad

Con una bolsa de 2.623.851,53 euros, el Ayuntamiento de León abrió ayer el primer plazo de presentación de solicitudes de particulares para financiar obras dentro del Área de Rehabilitación Urbana (ARU) León Oeste. Un programa, que agrupa a los barrios de Pinilla, Quevedo, La Vega, La Sal, Armunia y Trobajo del Cerecedo, que en esta primera fase dará cabida al 60% de la subvención y el próximo año liquidará los 1.749.234 euros restantes. En total, 4,3 millones de euros de fondos públicos que se complementan con los 900.051 euros que tienen que aportar los propietarios de las viviendas beneficiadas para cubrir el 15% del coste de las reparaciones que se acometan. Una estructura de financiación por encima de la cual se contemplan otros 202.000 euros de tramitaciones y 525.000 euros para proyectos de reurbanización de espacios públicos para redondear los 6 millones de euros que presenta el plan cofinanciado por el consistorio, la Junta y el Ministerio de Fomento.

La ventanilla que se abre ahora, de acuerdo al anuncio publicado el pasado lunes en el Boletín Oficial de la Provincia, dará cabida a la primera remesa de las 404 edificios en los que se prevé actuar de los 1.432 potenciales que se agrupan en las seis zonas fijadas. El reparto presenta una inversión media de 13.052,32 euros por vivienda: 4.568,32 euros a cargo del Gobierno, 3.263,08 de la Junta, 2.993,08 del Ayuntamiento y 2.227,85 euros de los propietarios e inquilinos.

Las cuatro patas sustentan el programa definido para «mejorar las condiciones ambientales y de imagen urbana de la edificación, su grado de accesibilidad y de estanqueidad, así como la reducción del consumo energético», según se recoge en las bases de la convocatoria, en la que se cita que las solicitudes deben presentarse n el registro del Ayuntamiento. El marco de regulación especifica que se priorizará las intervenciones que incluyan la conservación de los edificios y viviendas, incluidas sus instalaciones, para adecuarlos a la normativa vigente,las obras para mantener la unidad del conjunto, los trabajos para mejorar la envolvente térmica, las labores para favorecer la eficiencia energética y las intervenciones en accesibilidad. Una suma de actuaciones que se intentará que se acometan de manera integral, aunque también se da la opción para proyectos parciales cuando los particulares tengan menos recursos y para la adecuación de frentes comerciales.

Las obras en los edificios que sean beneficiarios tendrán que estar terminadas antes del 1 de septiembre del próximo año, cuando se presentará la segunda fase de financiación.

León abre un mes para repartir 2,6 M€ en reformas de viviendas
Comentarios