miércoles 26/1/22

León abrirá este año una red de puntos de recarga para incentivar el coche eléctrico

Los usuarios tendrán el servicio gratuito durante los cuatro primeros años de funcionamiento de las electrolineras.

álvaro caballero | león

Aunque «aún hay muy poquitos coches eléctricos», como reconoció el concejal de Movilidad y Seguridad, Fernando Salguero, el Ayuntamiento de León anunció ayer que la ciudad contará «antes de final de año» con «una red pública de puntos de recarga, conocidos como electrolineras». El proyecto busca «incentivar estos vehículos libres de emisiones de dióxido de carbono», como expuso el edil, quien describió que el compromiso con la empresa adjudicataria incluirá «la instalación, el mantenimiento y la explotación» durante un periodo de 15 años. Dentro de esta marca temporal, como resaltó el edil, los cuatro primeros ejercicios «el suministro para los usuarios será totalmente gratuito».

El contrato, cuyos pliegos del concurso de adjudicación se aprobaron ayer en la junta de gobierno, establece que no será hasta el quinto año cuando la empresa adjudicataria tenga que empezar a abonar el canon de 520 euros anuales, a razón de 65 euros por cada uno de los puntos de recarga. A partir de entonces será cuando pueda empezar a cobrar a los usuarios, pero siempre de acuerdo «a unas tarifas que serán supervisadas por el Ayuntamiento de León», como reseñó Salguero. Esta fórmula busca vencer las «reticencias» de los compradores que, a pesar de que cuentan con oferta en «casi todos los concesionarios cuentan ya con vehículos eléctricos», no terminan de decidirse por «la falta de estas electrolineras». «Son necesarias para que se introduzca en todas sus modalidades y se mejore la movilidad sostenible», insistió el edil, quien abundó en que el avance de esta mecánica conlleva que ya haya «modelos que con una carga cuentan con autonomía para 350 y 400 kilómetros».

La red pública contará con ocho puntos: 6 para vehículos, con dos enchufes cada uno, y 2 para ciclomotores, motocicletas y vehículos para personas con movilidad reducida, con tres puestos cada uno. En todos ellos el sistema permitirá «los tres tipos de carga: rápida, semi rápida y lenta», explicó el portavoz del equipo de gobierno. Las condiciones del contrato marcan además que el pago se podrá hacer «por tarjeta de abonado, que expedirá el Ayuntamiento a través del gestor, y también por teléfono móvil y tableta».

La empresa que se haga con la gestión y el mantenimiento del sistema contará con «un plazo de dos meses para las obras de instalación y puesta en funcionamiento de los puntos de recarga» a partir de la fecha en la que se adjudique el contrato. En este documento de compromiso se fijará que el negocio «es por riesgo y ventura de la empresa», sin que quepa la posibilidad de que el Ayuntamiento asuma déficit alguno, como aclaró Salguero, quien apuntó que la concesión se firmará por «un periodo de 15 años improrrogable». «Nosotros ponemos nuestro granito de arena en la implementación de la infraestructura necesaria para que el vehículo eléctrico pueda ser introducido eficazmente en nuestro entorno».

León abrirá este año una red de puntos de recarga para incentivar el coche eléctrico
Comentarios