jueves 20/1/22
Mercado laboral

León se aleja de la recuperación con 18.000 ocupados menos y 4.600 parados más que antes de la pandemia

La EPA vuelve a colocar a la provincia entre los territorios con menos actividad de todo el país

dl30p7g1León se ha desviado de la senda para la recuperación de su mercado laboral, fuertemente tambaleado por la pandemia del covid. Los datos de la Encuesta de Población Activa conocidos ayer, demoledores para la provincia, vuelven a colocar a León como uno de los dos territorios más paralizados laboralmente del país, después de Orense. La tasa de actividad en León es actualmente de 50,05, es decir, que existe un pensionista por cada trabajador. Además, de los 184.800 ocupados que se registraban en el segundo trimestre de 2019 y que en el presente año se han reducido a 166.900, el dato del número de parados resulta de lo más revelador. Hay 4.600 parados más que hace dos años, antes de que se desbocara la pandemia.

La tasa de paro es actualmente una de las más altas del país, sobre todo en el empleo de mujeres y jóvenes. En general configuran una tasa del 15,35% frente al 12,22% que se registraba en 2019. En el segundo trimestre de 2020, cuando se paralizó el país como consecuencia del estado de alarma, esa tasa de parados era exactamente igual: 15,35%, por lo que los niveles prepandemia no se han consolidado en ninguno de los principales indicadores aportados por la EPA de ayer. Los datos duelen cuando el contexto nacional y autonómico es el contrario.

La recuperación económica tras más de un año de pandemia se ha consolidado en el mercado de trabajo español, que prácticamente ha igualado casi todo el empleo perdido por el covid una vez ha finalizado el estado de alarma. El avance en la campaña de vacunación, el alivio en las restricciones a la movilidad y el inicio de la temporada estival se manifiestan en los buenos datos de la EPA del segundo trimestre, en la que, no obstante, cabe destacar que no se reflejan aún los posibles efectos de la quinta ola covid 19, que sí puede frenar algo la recuperación en este verano de muchos sectores esenciales.

Así, en el segundo trimestre se crearon 469.900 empleos, frente a los más de un millón destruidos un año atrás por la pandemia, según los datos publicados por el INE. Se trata del segundo mayor incremento para este periodo de toda la serie histórica y muy similar al máximo registrado en 2018. Este fuerte rebote de la ocupación, sin embargo, no se refleja en una significativa caída del paro, que en este caso se reduce solo en una cuarta parte del empleo generado, algo que se explica por el significativo aumento de la población activa: con un alza de más de 350.000 personas, después de varios trimestres de acusados descensos, la cifra de personas trabajando o dispuestas a trabajar vuelve a superar los 23 millones. Así, el desempleo solo bajó en 110.100 personas entre abril y junio, lo que supone un 3% menos que en el trimestre anterior, después de que el año pasado sumase 55.000 parados por la llegada del covid, informó Colpisa.

El entorno autonómico se comportó del mismo modo. El número de parados en Castilla y León aumentó en 800 personas en el mismo periodo —el año pasado cayó en 1.200 personas— un 0,59 por ciento más, frente a un descenso del 3,01 por ciento en España, lo que sitúa el total de desempleados en la Comunidad en 139.000 con una tasa de paro del 12,59 por ciento sobre la población activa (2,67 puntos por debajo de la media nacional, que alcanza el 15,26 por ciento) y ligeramente superior a la del mismo periodo de 2020 (12,35 por ciento).

A estos datos no se hicieron esperar reacciones desde todos los ámbitos, principalmente el empresarial. Fele y CEL coinciden en reinvindicar medidas de discriminación positiva frente a los malos datos de León. La Junta considera que las cifras confirman que se «ha frenado» la recuperación en este territorio y la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León afirma que los datos también reflejan un freno en el proceso de recuperación y pide que se eliminen las incertidumbres que están retrasando las decisiones empresariales. La organización pone de relieve que, «a pesar de la voluntad de empresas y trabajadores», la normalización no llega.

León se aleja de la recuperación con 18.000 ocupados menos y 4.600 parados más que...
Comentarios