lunes 18/10/21
Restricciones

León blindará el Cid para el mercado de San Froilán

Carros y pendones se expondrán sin desfile en el casco histórico
Imagen del mercado medieval de octubre de 2019. RAMIRO

San Froilán vuelve al calendario, pero con restricciones. Pese al anuncio de eliminación de restricciones efectuado ayer por la Junta, que todavía debe plasmarse en el Bocyl, el Ayuntamiento de León trabaja en el cierre de un programa de actos que mantendrá la cautela para evitar grandes aglomeraciones. La consecuencia más directa se centra en la eliminación del desfile de carros engalanados y pendones, que se cambiará por una exhibición en las principales plazas y calles del casco histórico durante la jornada del 3 de octubre, y en el cierre del entorno del Cid durante la celebración del mercado medieval, programado del 6 al 10.

La necesidad de acotar el recinto derivará en que se blinde todas las calles que ocupaba otros años el mercado: el Arco de la Cárcel, Santo Martino, Sacramento, San Isidoro, el Cid, Pilotos Regueral y Ruiz de Salazar. En este mapa se colocarán hasta 15 puntos de control, en cada una de las entradas y las principales plazas, para controlar que no se rebasen los aforos que impidan guardar la distancia de seguridad. Los vigilantes, que correrán por cuenta de la empresa adjudicataria de la gestión, limitarán las entradas. Salvo que se acredite residencia o trabajo, se impedirá el paso hasta que se reduzca la afluencia máxima marcada. Dentro del entorno habrá la mitad de puestos que en las ediciones anteriores, alrededor de 125, aunque las cifras quedan pendientes de afinarse en los próximos días a la vista de cómo se redacten las nuevas normas por parte de la Junta.

Salvo que se opte por un cambio de última hora, también habrá limitaciones en el cortejo que acompaña a la tradicional celebración de las Cantaderas. El debate se mantendrá en el claustro de la Catedral, pero fuera cambiará el escenario. Pese a que se había planteado hacer un desfile con un itinerario reducido que prescindía de las callejuelas de Santa Marina y el Grano para cruzar sólo por la Ancha hasta el mercado de San Pedro, al final se opta por la alternativa más conservadora. Los medio centenar de carros engalanados se repartirán por ocho puntos destacados del casco histórico, sin animales, como su fuera una exposición en la que los responsables de su diseño explicarán a los ciudadanos el significado y tradición que arrastran. La misma filosofía se aplicará a los pendones que lucirán junto a los edificios y plazas señeras de la ciudad antigua.

El resto del programa se mantiene todavía con el interrogante. Los responsables de la gestión de la cita de las foodtrucks del «Come y Calle» trabajan con el Ayuntamiento para volver al parque de San Francisco, del 1 al 5 de octubre, aunque en formato reducido. La confirmación o no se concretará la próxima semana, en la que también se despejará la incógnita de los conciertos y los bailes regionales.

León blindará el Cid para el mercado de San Froilán
Comentarios