domingo 24/1/21
LA REFORMA DEL PARADOR

León comunica a Asprona que debe dejar el párking que dará servicio a San Marcos

El Ayuntamiento resolverá el convenio para sacar a concurso las instalaciones con la reserva que necesita Paradores

El desbloqueo del aparcamiento subterráneo que necesita San Marcos para mantener su catalogación de 5 estrellas gran lujo, argumentado por la presidencia de la empresa estatal como uno de los frenos al proyecto de obras de la segunda fase, ya tiene efectos sobre el papel. El Ayuntamiento de León ha comunicado a Asprona, que gestiona desde el año 2003 el negocio, que el acuerdo concesional está vencido y debe dejar las instalaciones. La notificación, indispensable para resolver el compromiso a pesar de que el plazo está vendido desde hace 15 años, abre el camino para que el consistorio plantee un nuevo concurso de adjudicación. El contrato recogerá la obligación de la reserva de 155 plazas, en la primera planta, destinadas a que Paradores pueda dar servicio a los clientes como requiere su categoría.


La administración municipal espera ahora a que a primeros de noviembre se cierre el plazo para que Asprona, que tiene una decena de personas con discapacidad que prestan sus servicios en las instalaciones, presente las posibles alegaciones al convenio, puesto en funcionamiento desde febrero de 2003, en el que se recogía el compromiso de cesión durante un año. No cabe continuar con la relación, como argumenta el consistorio, que valorará ahora el nuevo pliego de condiciones de adjudicación para su salida a concurso con dos cláusulas ineludibles: la obligación de mantener las 155 plazas del segundo sótano como hasta ahora para la Junta, que pagó los 3,5 millones de la infraestructura, y la reserva de otras 155 en el primero para Paradores. A mayores, quedarán otras 100 plazas de rotación en abierto.

 

La concesionaria, que pagará un canon al consistorio, contará de mano con el pago que hará Paradores por la reserva. San Marcos abonará de manera mensual una cantidad de entre 45 y 55 euros por cada una de las plazas, según los números que se barajan. La cantidad se afinará en el convenio cuyo borrador ya tiene el Ayuntamiento, que se liberará de los gastos de mantenimiento con los que corre en la actualidad, además de que podrá cobrar el IBI, lo que supone en total cerca de 100.000 euros, según las estimaciones de los técnicos.

 

La necesidad de las plazas se deriva a su vez del conflicto abierto entre el Ayuntamiento y Paradores por el uso del suelo en el que estaba hasta ahora el aparcamiento en superficie. Los cerca de 9.000 metros cuadrados, que pertenecían a la huerta de la Casa del Peregrino, fueron deslindados en los años 60 por Fraga para el hotel y luego transferidos por el Estado a la Junta dentro de las competencias de patrimonio. En el momento de la urbanización de Eras de Renueva, la administración autonómica hizo valer los terrenos como propios para aumentar sus aprovechamientos urbanísticos: al acreditar más metros pudo obtener más ingresos por la venta. Pero el suelo, que en el planeamiento se recoge como ‘sistema general de espacios libres, se mantuvo en poder del hostal sin pasar a ser zona verde de uso público como debería.

 

Frente a esta situación, Paradores siempre ha mantenido el título de propiedad de los terrenos, lo que ha derivado en el contencioso administrativo. El pleito queda ahora en paralelo a la cesión de párking para lograr un acuerdo global que ponga cada cosa en su sitio.

León comunica a Asprona que debe dejar el párking que dará servicio a San Marcos