domingo 20/6/21
Circulación

León deja sólo once calles que se salvan de la limitación a 30

La ciudad se adelantó ya en julio y aumentó la norma estatal
dl11p7g1

El nuevo Reglamento General de Circulación se queda corto en León. La entrada en vigor ayer de la regulación estatal, que limita a 30 kilómetros por hora la velocidad máxima en calles de un único carril por sentido, es ya norma en la capital leonesa desde julio del pasado año. Pero no sólo para estas vías, sino para la inmensa mayoría de las que conforman el casco urbano: un mapa en el que tan sólo se salvan 11 por las que se puede discurrir todavía a 50 kilómetros por hora, al margen de la circunvalación, donde se suceden los tramos a 70 por hora, desde Hospitales hasta Carrefour, a 100 por hora, desde el Portillo hasta la salida de Armunia, y a 120 por hora, en el resto del recorrido hasta enlazar con el nudo de autovías y autopistas de La Virgen del Camino.

En el listado de excepciones en el casco urbano están la carretera de Carbajal, Gutiérrez Mellado, Mártires de Somiedo, Puerta Pando, avenida Universidad, Príncipe de Asturias, Europa, Portugal, Sáenz de Miera, Antibióticos y la carretera de Vilecha. Pese a esta regulación, con carácter general, los agentes de la Policía Local que se encargan de la gestión del radar móvil tan sólo colocan por el momento el cinemómetro entre 30 y 50 por hora en dos de las vías que tienen esta regulación desde hace más tiempo: Papalaguinda y Fernández Ladreda. En el resto, por el momento, salta por encima de 51 por hora.

El marco normativo presenta además otras particularidades por encima del estatal. En la capital leonesa hay siete ciclocarriles limitados a 20 por hora, además de cinco zonas 30 —en las que además de la velocidad tienen prioridad los peatones sobre el resto— y una zona 10, el casco histórico.

León deja sólo once calles que se salvan de la limitación a 30