lunes 17.02.2020

León eliminará la externalización de Obras, que cuesta 3,5 millones al año

El mantenimiento y los proyectos serán asumidos por las brigadas municipales.
León eliminará la externalización de Obras, que cuesta 3,5 millones al año

La poda que se asentará en el presupuesto municipal antes de abril ya cuenta con los primeros elementos de descarte. El equipo de gobierno del Ayuntamiento de la capital leonesa ha decidido que prescindirá del contrato de externalización de Obras, que cuenta con una factura anual de 3,5 millones de euros. Un dinero que se emplea para el mantenimiento de infraestructuras y pequeños proyectos realizados en la ciudad por parte de la empresa Acciona, que dispone de ese tope de gasto anual para acreditar, mediante certificaciones efectivas, la inversión en las labores ordenadas por los responsables del consistorio.

La necesidad de aligerar el capítulo de gastos en cerca de 40 millones de euros, con el fin de ajustarse a los 130 millones de ingresos corrientes previstos, hace que en el descarte el equipo de gobierno haya decidido que este servicio pueda ser asumido por las brigadas municipales de Obras. Un plantel que en las últimas semanas ha sido reforzado con 20 trabajadores provenientes de otros servicios para sumar en total una nómina de 108 empleados con los que hacer frente a las necesidades de mantenimiento de infraestructuras de la ciudad, así como asumir proyectos que antes se contrataban de manera externa pero para los cuales se restringirán al máximo los fondos.

Los cálculos de los responsables municipales establecen que el cambio hará que, con un nivel similar de intervenciones al año, el Ayuntamiento se gaste apenas un 25% de lo que aportaba. Una cuarta parte del presupuesto que hay en estos momentos con la que se cubriría la compra de material para las intervenciones en el municipio, acometidas por el personal propio.

El planteamiento acaba con la externalización parcial que se inició en mayo del 2009, después de que el Ayuntamiento decidiera no renovar los contratos temporales que vencían el 31 de diciembre del 2007. Casi medio centenar de personas a las que luego, según se publicitó entonces, se dio la oportunidad de entrar en la contrata privada; mientras que el resto de trabajadores de Obras, que contaban con compromisos fijos, siguieron en nómina municipal.

Los menos de tres años del contrato han servido, entre otras intervenciones, para obras como la renovación de la plaza de la Inmaculada, para la construcción del parque de Cabeza de Vaca, para las zonas recreativas del Polígono 10, para el remozado del paseo de la Condesa, para la reurbanización de calles del Húmedo o para la reforma que el PP hizo en Fernández Ladreda. Certificaciones a favor de Acciona, a la que el Ayuntamiento de León, según la auditoría, adeuda alrededor de 10 millones de euros por este contrato, el de jardines y otros proyectos.

León eliminará la externalización de Obras, que cuesta 3,5 millones al año