domingo 22.09.2019

León es una de las provincias que más pinchan ilegalmente partidos de fútbol

dl | león


Castilla y León ha sumado 80 denuncias por delitos contra la propiedad industrial e intelectual frente a las 63 del año anterior, según los datos que acaba de publicar el Ministerio del Interior en su portal estadístico de criminalidad. No obstante, mientras los primeros han bajado (de 60 a 45), los segundos han experimentado un notable incremento al pasar de los tres de 2017 a los 35 de 2018 (33 de ellos esclarecidos) con la detención e investigación de 43 personas por su presunta participación en estos delitos y la incautación de 60 objetos.


Se trata sobre todo de software sin licencia y material que tiene que ver con componentes informáticos y electrónicos, también en lo que tiene que ver con teléfonos móviles.


A finales del año pasado, la Policía Nacional había requisado más de ochocientos decodificadores ilegales utilizados por establecimientos públicos para la emisión fraudulenta de partidos de fútbol de la Liga en el marco de una investigación nacional en la que se inspeccionaron más de dos mil locales.


De este modo, en cuanto a los lugares donde las fuerzas policiales actuaron para desactivar estos delitos, la estadística dice que en la mayoría de los casos fueron en locales de León, Valladolid, Burgos y Zamora con solo cinco incautaciones en domicilios. No hubo intervenciones en la vía pública, ni tampoco en naves, fábricas y almacenes.


Este número fue mucho mayor, 488.162 objetos intervenidos, en el caso del material requisado en el marco de delitos contra la propiedad industrial tras la identificación de 40 personas. En este capítulo, seis de cada diez objetos —más de 300.000— se hallaron en naves, fábricas y almacenes. Además, un tercio se encontraron en explotaciones agrícolas y ganaderas. En ambos casos ubicadas principalmente en la provincia de Burgos. En este sentido, en la comarca burgalesa de La Bureba, seis agricultores fueron investigados en 2018 por el fraude en el grano de cereal protegido.

León es una de las provincias que más pinchan ilegalmente partidos de fútbol