jueves. 09.02.2023

León es la única provincia autonómica que redujo sus siniestros en carretera

La cifra de personas fallecidas bajó casi a la mitad y la de los accidentes cayó un 40%
                      Uno de los últimos accidentes en la provincia. RAMIRO
Uno de los últimos accidentes en la provincia. RAMIRO

La Dirección General de Tráfico constató una reducción del 44% en la cifra de accidentes en las carreteras leonesas y en un 40% la de muertos, de acuerdo a los datos oficiales correspondientes al año 2022, que acaban de cerrarse de forma oficial.

La comparativa toma como referencia el año 2019, el último con unas condiciones de circulación similares a las actuales, habida cuenta de que 2020 y 2021 aún constataban restricciones de movimiento que adulteraban los términos de la estadística.

Así, por los 22 accidentes de entonces se contabilizan 13 ahora. Frente a los 25 muertos de aquel año, el pasado ha culminado con 14. Y de las 7 persona que requirieron hospitalización hace cuatro años, se ha bajado a solo cinco en el último ejercicio.

El 10,74% de los accidentes de la autonomía tuvo lugar en las carreteras de la provincia leonesa, que contabilizaron el 10,29% de los muertos en total.

A fecha de 10 de enero, ni en 2019, ni en 2021 ni en 2022 se había constatado la existencia de ningún siniestro mortal en las carreteras de la provincia. El año pasado, el primero no llegó hasta el 5 de marzo. Fue un accidente en El Burgo Ranero. Los responsables de esta materia trabajan para conseguir que mejore esta situación y que se demore todo lo posible.

La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, reconoció los malos datos que sin embargo arrastra la Comunidad. Se trata de números «preocupantes» detrás de lo cual «hay vidas, familias, amigos y seres queridos», por lo que ha instado a reforzar la vigilancia y la labor de control, así como la concienciación social, para reducir estos siniestros.

De los 365 días del año 2022, en 120 de ellos se registró al menos un accidente mortal, con incrementos «notables» en todas las provincias salvo en León. En concreto, por provincias, aumentan las personas fallecidas en Burgos (13 más), Avila (ocho), Segovia (ocho), Soria (ocho), Zamora (seis), Valladolid (cuatro), Salamanca (dos) y Palencia (dos). León, en cambio, disminuye en once fallecidos respecto del año prepandemia.

Además, tres de cada cuatro fallecimientos se produjeron en carreteras convencionales y un 51% de estos siniestros fueron salidas de vías, un 57% más que en 2019. Entre los factores concurrentes de los accidentes mortales, las distracciones ocupan en el primer lugar, seguidas por una velocidad inadecuada, con 25 fallecidos, y el consumo de alcohol o drogas, con 14. En 2019 ha cambiado la tendencia de los últimos años en cuanto al tipo de usuario, ya que ha disminuido un 19 por ciento los vulnerables fallecidos —peatones, ciclistas o motoristas—, pero ha aumentado un 63 las víctimas en turismos.

De los diez peatones muertos por atropello en carreteras de Castilla y León, tres lo fueron en autovía o autopista y siete en vías convencionales, sin que ninguno de ellos llevara algún tipo de prenda reflectante.

Virginia Barcones hizo «especial hincapié» en los dispositivos de seguridad.

León es la única provincia autonómica que redujo sus siniestros en carretera
Comentarios