miércoles 8/12/21

El premio Cervantes Antonio Gamoneda recibió ayer en su residencia de León a Diario de León pocas horas antes del comienzo de la manifestación por el futuro de León que congregó a 20.000 personas. Durante la conversación, que se prolongó durante algo más de una hora, el escritor mostró sus ideas acerca de la situación económica y política, tanto de León como del resto del país, y defendió una serie de pautas para "quitar la máscara" al capitalismo.

Las líneas generales de la conversación son las siguientes:

La democracia que dicen que tenemos no lo es. El escritor asegura que es una máscara del capitalismo. "Dentro de lo que se llama la legalidad, es una dictadura económica". Considera que la revolución debe hacerse a través de una cooperativa de los sistemas de producción y distribución. El poeta pone ejemplos en el sector agrícola y en el de la locomoción. 

Anticonsumismo revolucionario. "Cuando al capital le interesa, agarra la producción". Antonio Gamoneda defiende que el sistema siempre gana porque consigue que los ciudadanos se sometan a su sistema económico sin protestar. Pone como ejemplo la industria del automóvil: "El sistema agarra la producción de los coches eléctricos, revisa las tarifas de la luz y lo que ha ocurrido mientras tanto es que millones de gente inocente vive mal porque tiene que pagar las letras de los coches. Les han comido el coco a todos. Si la gente se conciencia de que sin coche se ahorrara tres mil euros al año, las cosas cambiarían.

Cuando las cosas se ponen muy mal es cuando cambian. La revolución francesa, asegura Gamoneda, se hizo en nombre de la libertad pero sólo buscaba el tránsito del poder económico de la nobleza a la burguesía. "Todo se produce para que el poder se readapte. España tenía democracia, Cortes y Constitución en 1936 pero la gente de dinero, Juan March y otros muchos, dieron dinero para el golpe. La dictadura era lo que interesaba al dinero". 

Los políticos hacen lo que les deja el dinero. El escritor asegura que no importa si el partido en el poder es socialista o popular. "Ahora, con esto del impuesto hipotecario, se hará una mediatriz. Cuando la izquierda gobierna, las cosas no cambian. Van mejor, pero no cambian.

Si estuviera León separado de las otras provincias, estaría igual. Antonio Gamoneda sostiene que el capital estaría actuando en León con iguales resultados si León fuera una autonomía uniprovincial. Los políticos entran en el Gobierno con permiso del dinero. 

"Si León fuera autonomía, las cosas seguirían igual. El capital manda"
Comentarios