martes 29/9/20
Javier Alfonso Cendón. Secretario provincial del PSOE

«León necesita un cambio de rumbo y que se reactive la Mesa por el Futuro de León»

Defiende, como no podía ser de otra manera, la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez, pero se contiene en las críticas a la oposición, incluso a la Junta, en aras de pactos que sumen y logren sacar a esta provincia, a esta Comunidad y a este país, del atolladero del Covid-19. La Mesa por León es clave en ese futuro.
Javier Alfonso Cendón, secretario provincial del PSOE y diputado en el Congreso de los Diputados. MARCIANO PÉREZ
Javier Alfonso Cendón, secretario provincial del PSOE y diputado en el Congreso de los Diputados. MARCIANO PÉREZ

Explica que ha vivido estas semanas «con preocupación por todos los enfermos» y «por quienes se están jugando la vida para hacer la nuestra más fácil», a quienes, insiste, «nunca terminaremos de agradecer todo el esfuerzo».

—¿Está de acuerdo con derogar la reforma laboral?

—Estoy de acuerdo con que se deroguen aspectos como la subcontratación con salarios de miseria, la subordinación de los trabajadores en la negociación colectiva y la eliminación de la ultraactividad de los convenios colectivos. Será positivo recuperar derechos y garantías en materia laboral a través del diálogo social, buscando el apoyo de otras fuerzas políticas.

—¿Cree que se ha traspasado una barrera sumando a ese acuerdo a Bildu?

—La prioridad del Gobierno, el pasado miércoles, fue sacar adelante el Estado de Alarma, instrumento sin el cual decaen las medidas que protegen nuestra salud. El acuerdo no hace sino que reafirmar y reforzar el compromiso electoral del PSOE: seguir derogando los aspectos más lesivos de la reforma laboral.

—¿Cómo valora en general la gestión del Gobierno?

—Desde el primer momento, el Gobierno de España ha tomado decisiones acertadas, con urgencia, para proporcionar un escudo de protección sobre nuestro Estado de Bienestar. Se ha enfrentado con determinación a una crisis sanitaria, social y económica sin precedentes, con medidas difíciles en un escenario incierto y lleno de imprevistos. Esta actuación, en la que el Estado de Alarma ha sido primordial para proteger la salud de los ciudadanos y reforzar el sistema de salud pública, se está ejecutando en dos tiempos: de protección hacia los trabajadores para evitar la destrucción del tejido productivo; y de reconstrucción, cuando se proceda al desconfinamiento, para estimular el empleo y la actividad económica.

—Me imagino que dirá que todo lo ha hecho bien...

—Las soluciones enfocadas a proteger el empleo y la actividad productiva, para que nadie se quede atrás, con nuevas medidas centradas principalmente en sanidad, economía, materia laboral y servicios sociales. Hemos luchado contra la pobreza con becas de comedor para la infancia, ampliando la cobertura del bono social eléctrico y con la prohibición de cortar los suministros básicos mientras dure el Estado de Alarma.

Para los trabajadores autónomos se ha aprobado la prestación por cese de actividad, que además es compatible con solicitar un Erte para sus empleados, la moratoria de las cuotas a la Seguridad Social, y la línea de microcréditos ICO con aval del Estado. También se ha protegido a los trabajadores asalariados frente al despido con Ertes, y a los más vulnerables con la prestación por desempleo. Las ayudas en León han amparado en total a 48.435 trabajadores, entre asalariados y autónomos.

—Dígame algo que ha hecho mal.

—Ante una situación sin precedentes, el Gobierno ha podido cometer errores, pero se han rectificado inmediatamente. Aunque el mayor desliz ha sido esperar más de la oposición, un consenso, una crítica leal que aportase conocimiento y estrategia, que jugase limpio y sin trampas para ofrecer entre todos soluciones.

—¿Cree, de verdad, que aguantará la legislatura con Podemos a la vista de tantas tensiones internas?

—La enorme arquitectura social y económica diseñada para proteger a la ciudadanía de esta crisis da buena cuenta del trabajo coordinado y serio del Gobierno. Por delante de las discrepancias está el país, como no puede ser de otro modo.

—Usted es diputado y tiene una visión muy cercana de lo que está pasando. ¿No hay forma de que la clase política de este país se ponga de acuerdo?

—Estamos en la legislatura de los acuerdos, sin ellos nada sería posible porque no hay mayorías parlamentarias amplias. Hasta ahora, hemos sacado adelante más de cuatro estados de alarma y hemos aprobado todos los decretos que materializan esa enorme arquitectura social y económica de la que le hablaba. Otro gran ejemplo es la comisión creada en el Congreso para la reconstrucción social y económica. Aunque me gustaría ver un tono menos bronco, el objetivo es que estamos negociando y consiguiendo constantemente el acuerdo. El Gobierno de España ha demostrado compromiso y lealtad con la ciudadanía, pero se está viendo como un sector de la derecha utiliza cualquier tipo de acción para atacar. Lanza críticas en lugar de cumplir con su responsabilidad. El PP podía haberse abrazado a la unidad, pero lo ha hecho a la ultraderecha.

—León añade una crisis anterior que se materializaba en esa Mesa por el Futuro de León. ¿Cuál es su diagnóstico?

—El desafío es grande, y el análisis claro: León necesita un cambio de rumbo y que se reactive la Mesa por el Futuro de León. La unidad de todos los leoneses y leonesas, de las instituciones, sindicatos, empresarios y partidos políticos,; es la única garantía de éxito. La provincia cuenta con un importante potencial biotecnológico y logístico, con grandes ejes tractores como el Incibe dentro del sector tecnológico, o la Ciuden en transición ecológica. Junto al conocimiento que aporta la Universidad, pueden posicionarnos y relanzarnos estratégicamente a nivel nacional.

—¿Hay fecha para la Mesa por León, cuya última reunión en Ponferrada quedó suspendida por la pandemia del Covid?

— El PSOE de León no ha parado su actividad, al contrario. Durante este tiempo hemos adaptado la forma de trabajo a las circunstancias vinculadas a la Covid-19, tanto en la coordinación interna como en las instituciones en las que tenemos representación. En cuanto a la Mesa por León, aún no hay una fecha establecida para la próxima reunión, pero me consta que desde el Gobierno se está trabajando en propuestas concretas para la provincia. En este aspecto, puedo adelantar que pronto se anunciarán importantes avances en materia de transición justa.

—¿Impulsará de inmediato el Gobierno alguna medida para León, tipo Torneros, la A-76...?

—Desde luego que nuestro mayor deseo es que la situación económica lo permita. Ahora las prioridades están centradas en sacar el país adelante, mantener un sistema sanitario fuerte, proteger el empleo, sostener el tejido empresarial y garantizar la calidad educativa. Estoy seguro de que si actuamos con unidad y cohesión pronto podremos retomar todos los proyectos con cuyo compromiso ya contamos, como Torneros, la A-76, la integración del AVE en León, entre otros.

—¿Ha hablado con ministros durante este tiempo?

—Sí, he mantenido el mismo ritmo de trabajo, no presencial, sino telemático, interesándome por todas las medidas que se están llevando a cabo, así como por las gestiones de la provincia que, como ya he adelantado siguen estando en la agenda de trabajo.

—El Bierzo está esperando medidas de transición justa. ¿Qué papel tendrá la Ciuden?

—La Ciuden es una de las puntas de lanza para que el futuro de León se apoye en la investigación, el I+D y la modernidad. La reciente aprobación de la Ley de Cambio Climático en el Consejo de Ministros y la línea de ayudas de la que pronto tendremos noticias son novedades muy esperanzadoras. La Ciuden debe pilotar los proyectos ligados a los convenios de transición justa, servir de centro tecnológico para validar nuevas propuestas de almacenamiento energético, intervenir en los procesos de restauración ambiental y participar en la dinámica cultural y turística del territorio. En definitiva, constituye una de las principales palancas para la activación de una visión más sostenible, que será esencial en nuestra nueva normalidad.

—¿Cómo ve la gestión del alcalde de León? ¿No cree que debería haber repartido mascarillas a la población como han hecho otros ayuntamientos?

—Me alegra ver la puesta en marcha de medidas como las ayudas para el comercio local, que serán muy positivas, y empujarán en la salida de la crisis. Debemos de seguir homogeneizando esfuerzos. Esto no puede ser una competición por quien repartió o no, y es justo poner en valor a los alcaldes y alcaldesas, a los concejales, a nuestros representantes en las juntas vecinales y, en definitiva, a los que han estado al pie del cañón, poniendo en marcha todos los recursos disponibles bajo una estrategia efectiva de mejora.

—¿Y la Diputación?

—La Diputación ha movilizado 124 millones de euros de recursos propios para combatir la crisis generada por la pandemia y para que los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes de la provincia pudieran hacer frente de inmediato al coronavirus con desinfecciones y equipos de seguridad como mascarillas. Considero que ha gestionado la crisis de manera brillante, aliviando además, la presión sobre los contribuyentes de la provincia sin que afecte a la economía de los ayuntamientos.

—¿Qué papel debe tener en la gestión de la crisis?

—Los ayuntamientos y las diputaciones son las administraciones más cercanas a la ciudadanía por lo que deben de tener un papel fundamental. Por ello necesitan aportaciones extraordinarias por parte de las instituciones superiores para hacer frente esta crisis.

—Los efectos de la crisis son demoledores.  

—Desde el Gobierno se ha puesto en marcha el mayor escudo social de la historia de España: se han movilizado 200.000 millones, que se financiarán a cargo de los presupuestos públicos gracias a la relajación de los objetivos de déficit y deuda que ya ha aprobado Europa. Por eso es fundamental el papel de España en la negociación con la UE, en un ambicioso programa de reconstrucción para los países miembros.

—¿Es tiempo de reclamar una autonomía para León? ¿En la crisis del Covid no le ha ido mal a autonomías uniprovinciales?

—Es tiempo de centrarnos, de aunar esfuerzos en la batalla contra este virus y de pensar en las líneas de la reconstrucción. Entramos todos juntos en esta crisis y saldremos igual; esto no es una carrera entre territorios, el Gobierno no se cansará de repetirlo. No vamos a dejar a nadie atrás, y la responsabilidad está en luchar todos juntos.

—¿Cree que el PP de Castilla apoyaría una nueva prórroga del Estado de Alarma a la vista de los datos sanitarios?

—Está demostrado que el Estado de Alarma está siendo la única herramienta efectiva, y cuando hablamos de salvar vidas hay que ser categórico. Ya lo decía antes: se trata de una decisión vital, tenemos que ser responsables; no es lícito predicar unos valores en pro de la salud de la ciudadanía cuando se está gobernando en una comunidad autónoma y demostrar lo contrario votando ‘no’ cuando se está sentado en la oposición en el Congreso de los Diputados.

—¿Cómo juzga la gestión de Mañueco en esta crisis?

—Como ya he comentado, ahora es el momento de colaborar y trabajar unidos. Tendremos oportunidad en el futuro de valorar la gestión de cada una de las administraciones.

—¿Cree que en León, Castilla y León, en cada municipio... se tendrá que llegar a acuerdos por encima de siglas para afrontar la crisis económica?

—A la hora de plantear estos acuerdos es necesario tener en cuenta las competencias de cada una de las administraciones en la gestión de esta crisis sanitaria. Lo que sí puedo afirmar es que la voluntad del PSOE, a todos los niveles, será la misma que hasta ahora: tender la mano, buscar el pacto y alcanzar consensos. Una crisis de este calado requiere responsabilidad y el trabajo debe ir en esa línea.

—La mitad de la Comunidad ha entrado en fase 1 esta semana. ¿Valora la decisión del gobierno de la Junta de no pasar antes? ¿Ha sido correcta en su opinión?

—Creo que durante esta crisis las gestiones que se están haciendo desde todas las administraciones buscan el bien común y la salida de esta terrible crisis sanitaria. No podemos ver esto como una competición; la oportunidad de valorar la medida vendrá cuando podamos apreciar sus efectos, ahora es momento de sumar.

—¿Se podrá una mascarilla con el escudo de León?

—Lo fundamental de las mascarillas es que estén homologadas. Me parece que no podemos frivolizar con estas cosas, las mascarillas son uno de los equipos de protección fundamentales, claves para garantizar que no se produzcan más contagios, y obligatorias desde el pasado jueves.

«León necesita un cambio de rumbo y que se reactive la Mesa por el Futuro de León»