martes. 05.07.2022
Enseñanza

León pide a Educación 350 de las 1.339 plazas para docentes para fijar plantilla

El curso arranca en la provincia con 1.185 puestos sin un profesor asignado, un 30% del total
El cuerpo más afectado por la interinidad es el de profesores. JESÚS
El cuerpo más afectado por la interinidad es el de profesores. JESÚS

Uno de cada tres docentes que darán clase en la provincia no tiene una plaza fija de León no tiene una plaza según apunta la Junta de Personal Docente, de los cerca, quien explica que de 5.000 maestros y profesores leoneses, 1.185 son interinos, una situación que vuelve a afectar más a los centros de educación Secundaria, con institutos que ya avanzado el curso estaban pendientes de la incorporación de una veintena de docentes. «La inestabilidad se mantiene y la precariedad también, porque el 41% de los profesores que no tiene plaza tiene un contrato a tiempo parcial», explica el presidente de la Junta de Personal Docente, Javier Fernández, quien reclama a la Consejería de Educación que 350 de las 1.339 plazas que acaba de sacar de la oferta pública de empleo, las oposiciones que previsiblemente se convocarán en 2022, deberán ser sólo para León a fin de lograr rebajar el 30% de la interinidad actual.

Un porcentaje que no ha conseguido frenar la incorporación de los 178 docentes que han entrado en prácticas este curso tras superar la última oposición de Secundaria. «Esos 350 sería lo que necesita León, la cantidad de docentes para conseguir llegar a las cifras que marca la OCDE de interinidad y al acuerdo que alcanzaron los sindicatos con la Junta», añade Fernández, para recordar que la tasa de interinidad «sigue siendo elevadísima, debería estar en el 5%». De los 1.185 vacantes, puestos que carecen de un profesor fijo, de este curso, 402 son a tiempo parcial. Del total, 397 corresponden al cuerpo de maestros mientras que 788 son de Enseñanzas Medidas.

La tasa de interinidad esta ligada este año, de forma coyuntural, a los refuerzos que contrató el año pasado —y a los que ha dado continuidad este curso— para los desdobles de aulas como consecuencia del coronavirus y para que los estudiantes puedan guardar la distancia exigida, a pesar que los representantes de los docentes insisten en que, «en muchos casos, sobre todo en los centros grandes, tanto del medio rural como de las ciudades, no se mantiene la distancia interpersonal exigida por la falta de espacios». «Serían necesarios más desdobles en todos estos casos en los que sea necesario», dice.

Los centros educativos que están más afectados por plazas aún sin cubrir, aunque el curso en Primaria e Infantil arrancó el 10 de septiembre y seis días después lo hizo en Secundaria, son las que se encuentran en los centros de Formación Profesional, una situación que los docentes ponen sobre la mesa para denunciar que de esta forma la Adminsitración «gana días» y se ahorra contratos.

En este sentido, Fernández vuelve a reclamar la necesidad de rebajar las ratios en las aulas porque repercutirá directamente «en la calidad de la enseñanza. Se trata de una exigencia clara y se debería aprovechar la reducción que ha provocado la pandemia para convetirlo en algo estructural e invertir en educación».

Después de que la Junta autorizara una partida para las pruebas de antígenos del alumnado y el personal docente o de administración y servicios que hayan sido contacto estrecho de un caso positivo, los profesores leoneses insisten en los purificadores de aire en la aulas, porque su función «va más allá de los medidos que se adquirieron el curso pasado, ya que si se detecta una mala calidad del aire, el siguiente paso sería purificarlo, porque en León no se pueden abrir las ventanas durante todo el curso», insisten desde la junta de personal.

León pide a Educación 350 de las 1.339 plazas para docentes para fijar plantilla
Comentarios