martes 26/10/21
Cultura

León pide a la UE 4,8 M€ para el proyecto del Abella

El presupuesto total del programa europeo se cierra en sólo 50 M€
El proyecto apuesta por la revitalización de la zona, al final de Padre Isla. RAMIRO

La propuesta que tiene encima de la mesa la Comisión Europea con la firma del Ayuntamiento de León apunta al final del documento un presupuesto de 6,2 millones de euros. No todo se reclama a la administración comunitaria, sino que, de acuerdo a las base de la quinta convocatoria del Urban Innovations Actions (UIA), la ayuda puede llegar al 80%. El listón hace que el consistorio de la capital leonesa haya lanzado la iniciativa con una previsión de ingresos de 4,8 millones de euros para poder llevar a cabo el plan que toma como referencia la recuperación del antiguo cine Abella, base de la incubadora desde la que gestionar proyectos de teletrabajo y en locales de la zona orientados el sector de las industrias creativas y culturales.

No habrá respuesta hasta mediados de año, según las previsiones de la Comisión Europea, que cerró el plazo de recepción de candidaturas el 12 de diciembre. Con cientos de aspirantes presentados de todos los país de la comunidad y apenas 50 millones de euros de presupuesto total estimado para esta quinta convocatoria, los técnicos municipales son escépticos sobre el resultado. Más si cabe cuando ya en 2016 León quedó fuera de una anterior línea de ayudas del mismo programa, publicitado como el laboratorio urbano de Europa, en el que se solicitaban fondos para la rehabilitación del tramo de la muralla en Era del Moro, la recuperación del viejo molino Sidrón como centro de captación de energía solar y la reurbanización del entorno. La idea se fue al cajón de los planes desechados, aunque el consistorio consiguió rescatar la parte de la intervención en fortificación histórica al vincularlo al proyecto del Edusi para los barrios del norte, que sí que fue aprobado en la segunda intentona, cuando se contrató a una empresa para que participara en la presentación del documento y la mediación son los lobbys. Entonces, se lograron 14 millones de euros para los barrios del norte: La Inmaculada, Cantamilanos, San Esteban, Las Ventas, La Asunción y San Mamés, que deben complementarse con otros tanto por parte de la administración municipal y que tienen como horizonte de ejecución hasta 2022.

La estrategia definida por el consistorio de la capital leonesa propone acondicionar el antiguo cine Abella para «dar cabida a una incubadora de barrio, constituida por un conjunto de 10 locales en desuso situados en la zona norte de la ciudad, que serán alquilados y acondicionados para alojar proyectos de incubación empresarial en el ámbito de las industrias creativas y culturales». Desde este núcleo se propone extender una red que contaría además con «un edificio de viviendas diseñadas y equipadas para desarrollar nuevas formas de trabajo en remoto o teletrabajo» y «un proyecto piloto de vivienda dotacional móvil».

La filosofía de la iniciativa del Ayuntamiento de León pasa por lograr los objetivos «reutilizando y rehabilitando edificios y espacios vacíos y en desuso», además de sumar a «viviendas y alojamientos de la ciudad cuyos propietarios quieran ponerlos a disposición del proyecto», dado que el 19,2% de los pisos del área urbana de León están vacías, como señalan las arquitectas del Instituto Leonés de Renovación Urbana y Vivienda (Ilruv) encargadas de la redacción, Begoña Gonzalo, Mónica Prada y Enery Acevedo.

León pide a la UE 4,8 M€ para el proyecto del Abella
Comentarios