sábado. 02.07.2022

León pone alas a sus hijos adoptivos

Los 304 caballeros y damas de la Academia Básica del Aire reciben el reconocimiento anual que les tributa la ciudad como embajadores
undefined
Los caballeros y damas de la Academia Básica del Aire reciben el reconocimiento anual que les tributa la ciudad como embajadores. MIGUEL

León cogió vuelo aupado a los hombros de la Academia Básica del Aire y, cada año por estas fechas desde 2002, rinde tributo a los caballeros y damas que se forman en las instalaciones de La Virgen d el Camino para que ejerzan como embajadores de esta tierra.

Fiel a ese espíritu de reconocimiento de la institución, la capital leonesa reconoció ayer como hijos adoptivos a los 304 alumnos que completan la formación para engrosar la nómina de los profesionales enrolados en el Ejército del Aire. “Todo el que pasa por aquí adquiere un vínculo especial y perenne, una ligazón con esta tierra. Sois nuevos leoneses y herederos de una tierra honesta, trabajadora y hospitalaria”, les saludó el alcalde, José Antonio Diez, en el discurso, en el que incidió en que “con sus años de estancia y de vida en nuestra ciudad se convierten en leoneses de pleno derecho y embajadores de esta tierra que les acoge a todos como suyos”.  

El acto recuperó la solemnidad de su escenificación en la plaza se San Marcos, donde los caballeros y damas de la XXX promoción, con titulación previa, y de la XXXII de la Academia Básica del Aire. En ese escenario formaron los soldados después de desfilar con marcialidad por la avenida de la Condesa de Sagasta para exhibir los puentes que unen a la institución con la ciudad. “Estamos orgullosos de nuestro Ejército, más aún de haberse reconvertido para dar respuesta a las necesidades de la pandemia con su buen hacer”, proclamó Diez, quien les pidió que sean “fieles a esta tierras y que lleven su “amor por esta ciudad” allá donde vayan.

El agradecimiento lo devolvió el coronel de la academia. Juan Antonio Ballesta asumió que se convierten en “orgullosos leoneses” por UE “desde 1920 ha habido una vinculación muy estrecha entre la ciudad y la aviación”. “Una relación perfecta entre las fuerzas armadas y los ciudadanos a los que nos debemos. Generosidad extrema de las gentes de León al nombrarnos hijos adoptivos. Llevaremos siempre a León en nuestros corazones. Este título nos obliga, aunque sin esfuerzo alguno, a difundir su cultura, su historia, su naturaleza y su gastronomía. Y sobre todo su sociedad  viva, participativa, acogedora, hospitalaria y generosa”, recalcó el mando militar, que será relevado en las próximas fechas.

León pone alas a sus hijos adoptivos