domingo. 04.12.2022
Circular por la ciudad

León prepara el límite a 30 por hora en espera de la DGT

El Ayuntamiento se compromete a aplicarlo «con celeridad»
Límte de velocidad a 30 por hora en una calle. L. DE LA MATA
Límte de velocidad a 30 por hora en una calle. L. DE LA MATA

En espera de que la Dirección General de Tráfico apruebe de manera oficial los cambios en la normativa anunciados ya, después de años de estudio, el Ayuntamiento de León prepara ya la adaptación de las ordenanzas municipales a las modificaciones marcadas.

La principal la reducción de los límites de velocidad a 30 kilómetros por hora en todas las calles del casco urbano con un carril por sentido de circulación, así como las matizaciones para armonizar la coexistencia con los patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal. Se harán «con celeridad con el fin de clarificar las normas a todos los usuarios», como avanzaron desde el equipo de gobierno del consistorio de la capital leonesa, después de la reunión mantenida por el alcalde, José Antonio Diez, y el concejal de Régimen Interior, Movilidad y Deportes, Vicente Canuria, con el subdirector de Movilidad del Ministerio del Interior, Jorge Ordás.

El trabajo parte ya de las estimaciones que se hicieron ya hace más de dos años, cuando la DGT avanzó su intención de reducir la velocidad a 30 kilómetros por hora en las calles del casco urbano de un solo carril por sentido de circulación.

Dentro de esta catalogación se encuentra el 80% del callejero de la capital leonesa, como explicaron entonces los técnicos, que insistieron en que la aplicación apenas tendría más problema que el cambio en las señalizaciones. Dentro de una idea que incluso llegó a plantear a finales de 2018 adelantarse a la DGT y poner la limitación para todas las vías, sin otra excepción que las rondas que circunvalan la ciudad o la entrada de la N-120 en el tramo entre Oteruelo y Michaisa, se argumentó que los estudios demuestran que el riesgo de fallecer para un peatón o un ciclista en un atropello con un vehículo se reduce del 80% en el caso de que se sufra a 50 kilómetros por hora a tan sólo el 10% en el caso de que el impacto tenga lugar a 30 kilómetros por hora.

El segundo capítulo destacado se reserva para los patinetes eléctricos. Al pie del dictado del a DGT no podrán circular por las aceras en ningún caso, mientras que hasta el momento la regulación municipal les concedía la opción de transitar por aquellas con «anchuras superiores a los 2,50 metros», siempre y cuando guardaran «una distancia mínima de un metro» al cruzarse con los peatones y siempre que adapten su velocidad a la de éstos. En los próximos meses, se afinará.

León prepara el límite a 30 por hora en espera de la DGT
Comentarios