sábado 16/10/21
Desarrollo logístico

León se queda sin tiempo para definir las obras del Corredor Atlántico

A menos de tres meses para que Europa abra el plazo de financiación, no hay planes definidos
Entrada sur de León, con la traza ferroviaria en el perímetro del polígono de Onzonilla. JESÚS F. SALVADORES

Dos años de encendido debate sobre la oportunidad de desarrollo logístico, no le bastan a León para definir los proyectos en los que va a asentar esta estrategia.

El tiempo se echa ya encima de las aspiraciones que tiene el territorio leonés por vincular el cambio de modelo económico al avance del corredor Atlántico hacia el noroeste.

Fuente financiera

El mecanismo Conectar Europa financiará 30.000 millones a partir de 2021 en la red de transportes

A menos de tres meses de que la Unión Europea abra el registro de solicitudes de infraestructuras susceptibles de recibir financiación por parte del programa Conecta Europa, un papel en blanco espera las aportaciones; las que han de llegar de mano de la iniciativa privada, decisiva para que León, junto al resto del noroeste español, vaya a tener opciones de acceder a esta lluvia de millones que van a consolidar la ampliación de una de las principales vías de comunicación y mercancías para la Unión, aquellas intervenciones vinculadas al desarrollo de la red ferroviaria, o las que apadrinen las administraciones con el fin de impulsar las recurrentes plataformas intermodales de transporte, que intervienen como pieza fundamental en este ordenamiento que cuenta con el beneplácito de la comisión europea y un respaldo económico superior a los treinta mil millones de euros.

Tras dos años de animado debate, que han contribuido a colocar al sector logístico y de transporte en la cabecera de las propuestas políticas de diferentes formaciones políticas, falta lo elemental: con qué proyectos y argumentos competirá León por acceder a ese mecanismo financiero que viene a convertir enlaces trasnochados en viales de acción preferente.

Torneros, favorito

Después de dos años de presión por parte de los agentes económicos, con especial incidencia de la voluntad de las asociaciones patronales y las cámaras de comercio se ha horneado un perfil de actuación que convierte en preeminentes algunas actuaciones que esperan una oportunidad para salir del estadio de boceto en el que se encuentran.

Torneros encabeza todas las opciones de este serial logístico en que inmiscuye a León a fuerza de encontrar una oportunidad de progreso en torno al paso de la vía del tren, en enclave geográfico, la puerta al noroeste, los mulles, la intermodalidad que desemboca en los puertos de la fachada atlántica y cantábrica.

Torneros necesita de una inyección económica para tener visos de realidad, tras una década en la que ha inducido a más ensoñaciones que a realidades.

La veta logística

La lista de proyectos sigue sin concretarse tras dos años de debate en torno a las opciones de desarrollo

La segunda parte de esta puerta a la caja de financiación de la UE para el desarrollo del cauces modernos y competitivos de transporte discurre por la y griega que dibuja la vía del tren entre León y Gijón y León y Vigo; al borde de este último trayecto se levanta de inmediato un altar, con motivo del polo siderúrgico que acaba de prender en Villadangos, y que necesita de un equilibrio estructural para resultar eficiente; para el promotor que lo motivó y para los asentamientos empresariales de este entorno, que podrían beneficiarse de un ramal que metería el tren en el interior del recinto industrial.

Seguir el curso de la vía entre León y Vigo equivale a repasar las opciones de proyectos que se pueden incluir en la capeta de esquemas que encajan entre los financiables por la Unión Europea y su goloso plan del Conectar Europa, que se desarrolla con un margen plurianual entre 2021 y 2027.

Convertir la vía ferroviaria convencional entre León y el puerto de Vigo en una autopista de trenes resulta una quimera en la situación actual, con estructuras trasnochadas que no valen para dar cabida a los convoyes de hasta 750 metros, con un empaque que no admite ahora la red, sin apartaderos correspondientes, dobles vías para salvar estacione y andenes, la dificultad orográfica del Manzanal, la limitación de los túneles, el lazo, que no desmerece en nada al de la rampa de Pajares.

León está en tiempo de descuento para atender al calendario de reparto de ayudas que abrirá la caja de caudales de la UE a partir de 2021. Los territorios limítrofes ya se han puesto sobre los documentos para trasladar al Gobiernos sus prioridades de inversión.

León se queda sin tiempo para definir las obras del Corredor Atlántico