martes 31.03.2020

León quiere que el apeadero del AVE para evitar el fondo de saco esté en Los Juncales

La solución, ideada como provisional hasta definir el soterramiento, acabaría con el retraso a Asturias. Junto con esta opción se ha trasladado a Adif una alternativa antes del Enlace Sur y con lanzaderas.

Una segunda estación para las circulaciones del AVE, que acabaría con los retrasos de entre 12 y 15 minutos que sufren los trenes en el fondo de saco de la actual terminal para poder salir hacia Asturias. El apeadero que el Ayuntamiento de León ha propuesto al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que se ubique en la zona de Los Juncales, justo en la linde con el municipio de San Andrés del Rabanedo, dentro de la vía que sale hacia el Principado. El enclave que, en línea recta por la calle Orozco, dista apenas 1,2 kilómetros de la actual terminal, en la prolongación de la avenida Ordoño II, con posibilidad de hacer los desplazamientos a pie.

La salida forma parte de la lista de alternativas que el Ayuntamiento de León ha trasladado a Fomento. Un abanico de soluciones, en el que la opción preferida es la de los Juncales, que también contempla la posibilidad de que el apeadero para la alta velocidad se ubique antes del triángulo del Enlace Sur, en el entorno de la Vidriera, en el borde del polígono industrial. Una zona que queda a las puertas de la ciudad, a más de 4,5 kilómetros de la estación actual. La distancia que obligaría a habilitar de forma adicional un sistema de lanzaderas: autobuses ferroviarios que trasladaran a los viajeros de la alta velocidad desde el centro hasta su punto de salida y viceversa. La deslocalización, unida al sobrecoste que ocasionaría que Renfe Operadora tuviera que contar con estos trenes adicionales, que puntúa en contra de este planteamiento.

En cualquiera de los dos casos básicos, dentro de los cuales caben matices de funcionamiento, la solución se plantea como provisional por parte del equipo de gobierno del PP y se quiere que estén ejecutada antes de la llegada del AVE, prevista ahora por el ministerio de Fomento para el año 2015. Una salida transitoria a la espera de que se redefina el soterramiento, pero que podría dilatarse en el tiempo de forma indefinida, mientras el Gobierno siga con su política de ausencia de financiación para la integración urbanística en la capital leonesa, donde el PSOE dejó paralizado el proyecto, una vez que se inauguró la estación provisional y se prolongó Ordoño II hasta Doctor Fleming, y el PP se ha limitado a mantener la inactividad, sin alternativa ninguna, más allá de apuntar que el proyecto de los 2,7 kilómetros de soterramiento es inviable.

Una paralización que el equipo de gobierno de Emilio Gutiérrez quiere romper con las propuestas puestas sobre la mesa. Opciones sobre las que los responsables del Ministerio de Fomento tan sólo han comprometido que lo estudiarán, sin ningún plazo y con insistencia en que no hay dinero.

Acorde con estos planteamientos, el consistorio d e León incluso defiende ahora la vuelta al plan de soterramiento del estudio que hizo en el 2002 el entonces ministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos, planteado desde el estadio de fútbol hasta sobrepasar el paso a nivel del Crucero. Un proyecto cifrado en cerca de 90 millones de euros, pero que ha chocado con el Ayuntamiento de San Andrés, molesto por que la solución excluya de los beneficios a su territorio.

León quiere que el apeadero del AVE para evitar el fondo de saco esté en Los Juncales