domingo 11/4/21
El único gran resto romano

León recuperará el entorno de la muralla en Era del Moro tras 15 años de tramitación

La nuevo jardín que se abrirá en el último gran tramo de la fortificación pendiente de liberar costará 699.097 euros
Los operarios han comenzado por desmontar el tejado de la nave que oculta el antiguo molino Sidrón. RAMIRO

El único gran resto romano de León que se mantiene en pie se esconde en parte. La muralla resiste abrazada al casco histórico hasta confundirse en muchos tramos dentro de las edificaciones que amenazaron con fagocitarla durante siglos. Poco a poco, la fortificación se ha desembarazado de algunas de estas casas que se adosaron entre cubos, como en la calle Carreras o de manera más reciente en Conde Rebolledo, pero aún mantiene pendiente el objetivo de mostrar lo que ocultó el urbanismo. En este empeño, la ciudad recuperará ahora el último gran tramo que permanecía vedado al uso público: el codo de Era del Moro. La tramitación del proyecto se abrió hace 15 años pero, tras diferentes trabas administrativa y judiciales, resueltas en el pasado mandato con su inclusión dentro del plan Edusi cofinanciado por la UE y el 1,5% Cultural, los trabajos iniciados en los últimos días comienzan a desvelar una de las zonas históricas de mayor valor que aún quedaban pendientes de liberar. En el último semestre, se prevé que estén a la vista.

El rastro se atisba ya en el callejón de Ramón y Cajal. Los operarios de la empresa adjudicataria del proyecto han retirado la cubierta de fibrocemento del garaje que mantenía oculto el antiguo molino Sidrón. La demolición parte por parte de la estructura del edificio dejará ver en las próximas semanas con nitidez el vestigio del último complejo harinero de la ciudad. Por ese espacio se habilitará la entrada al jardín. Dentro queda un espacio libre público de 2.186 metros cuadrados que se comunicará en el lado opuesto con el acceso desde el Espolón. En ambos se colocarán puertas para regular su cierre por las noches, como en otros parques, y garantizar la seguridad, de acuerdo al proyecto adjudicado.

Segundo semestre
La demolición de la nave que oculta el molino Sidrón abre los trabajos, con seis meses de plazo

Memoria
La zona se cerrará por las noches y permitirá identificar el trazado de la antigua presa

Los trabajos de demolición del garaje se completarán con la eliminación de las edificaciones que tienen emparedado el molino Sidrón por la parte interior. A la vez que se hacen las catas arqueológicas y desaparecidas estas casas, así como todas las construcciones auxiliares y pequeñas vallas y muros dispuestas por toda la Era del Moro, se procederá a la limpieza de la zona y la nivelación de los terrenos para ejecutar el ajardinamiento, que incluye las instalaciones de riego, alumbrado y recogida de pluviales, como se cita en el documento elaborado por los técnicos. El césped se plantará en la zona adyacente a la muralla, con la que se dejará una separación de una banda de grava de 50 centímetros, mientras que los restos de la antigua presa contarán con tratamiento especial para mostrar sobre el terreno cuál era el recorrido. El documento recoge que se rematará la actuación con «una pequeña zona de arbustos y árboles junto a las traseras de las edificaciones donde se dispondrán bancos». No habrá, por contra, ninguna escalera metálica de subida al adarve, como se había previsto pero se descartó por orden de Patrimonio.

León recuperará el entorno de la muralla en Era del Moro tras 15 años de tramitación
Comentarios