sábado 19.10.2019
Los mejores, para la investigación

Leoneses de matrícula

José Manuel Fernández y Manuel Ignacio de Paz recogen hoy en Madrid los premios extraordinarios de fin de carrera que entrega el ministerio.
Manuel Ignacio de Paz, durante uno de sus trabajos. DL
Manuel Ignacio de Paz, durante uno de sus trabajos. DL

Son los mejores en sus estudios universitarios. Los que cuentan con el mejor expediente, no sólo en sus facultades, también a nivel nacional. Hoy, a las 12.00 horas, en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, los leoneses José Manuel Fernández Guisuraga y Manuel Ignacio de Paz Álvarez se subirán al escenario para recoger el reconocimiento que les entrega el ministerio a los mejores estudiantes de todas las universidades. Sus expedientes están llenos de matrículas y su pasado en los campus suma horas de estudios que ahora los dos dedican a la investigación. Será el ministro en funciones de Ciencia Innovación y Universidades, Pedro Duque, quien entregue a los dos leoneses sus reconocimientos, que van acompañados de un premio económico de 3.300 euros, para cada uno de los 57 primeros premios, a los que se suman otros 110 galardones que reconoce a los segundos y terceros mejores universitarios.

José Manuel continúa vinculado a la Universidad de León donde estudió Ciencias Ambientales y se llevó una sorpresa cuando le notificaron el premio, «pensaba que ya no se daban». Su nota final de carrera, un 9,5. Actualmente está haciendo una tesis doctoral vinculada al área de Ecología que aborda la utilización de las nuevas herramientas tecnológicas, como las imágenes captadas por satélites de alta resolución o los drones, para la evaluación de la regeneración de la vegetación en zonas arrasadas por el fuego. «Estoy muy contento, porque me dedico a lo que me gusta y muy afortunado por poder hacerlo en León, donde nací», apunta este joven de 33 años, ya que de hecho, este año, el ministerio entrega los premios a las promociones del 2012/2013 y 2014/2015. José Manuel ve su futuro ligado a la investigación —a pesar de que ha trabajado en las patrullas de forestales de extinción de incendios y en una consultora ambiental— y en León. «En España se debería invertir más en I+D, por eso los jóvenes que quieren dedicarse a la investigación lo tienen complicado, espero que vaya mejorando», anhela este premiado, quien destaca que la Universidad de León «es muy competente y muy potente en investigación, a pesar de ser una universidad mediana».

«Merece la pena aplicarse durante los estudio, porque después tiene su recompensa. En Ciencias Ambientales se entra con un 5, y muchos piensan que va a ser fácil, pero después si te vas a dedicar a la investigación o quieres un empleo en una empresa, las expectativas cambian en función del expediente que tengas», recuerda a los actuales universitarios Juan Manuel Fernández Guisuraga.

Manuel Ignacio de Paz Álvarez tiene una nota media de 9.7 en el Grado de Geología, cursado entre las universidades de Salamanca y Oviedo. Su trabajo fin de carrera sobre el estudio de un deslizamiento submarino del periodo Carbonífero, hace 320 millones de años, registrado en las rocas cercanas a la localidad de Cármenes, al norte de León, despertó su interés por la investigación. En la universidad neerlandesa de Vrije Unversiteit de Ámsterdam cursó un máster sobre la edad de la deformación de rocas metamórficas en Grecia, así como de sus condiciones máximas de presión y temperatura alcanzadas. Desde el año 2017 realiza el doctorado sobre las fallas inversas de bajo ángulo en las rocas de la Cordillera Cantábrica en el Departamento de Geología de la Universidad de Oviedo y trabaja con un contrato en Formación del Profesorado Universitario. «No sé como será el protocolo hoy, pero si tengo ocasión le diré al ministro que haga todo lo posible por aumentar el presupuesto estatal dedicado a la ciencia y a la cultura. El PIB dedicado a investigación no es una cuestión económica, sino de prioridades». Considera que emigrar no es algo traumático aunque «mantengo las esperanzas de que las cosas mejoren, pero soy realista».

Anima a no ser pesimistas. «Todos nos hemos desanimado, pero con mejor o peor resultado, seguimos aquí».

Leoneses de matrícula