domingo 22.09.2019

Los libros "acabarán por ser un objeto decorativo" para los jóvenes

El presidente de la Asociación de Libreros de León, Héctor Escobar, lamenta los problemas que ocasionan al colectivo «iniciativas como el Plan Releo de la Junta de Castilla y León, que nos están dejando en la mitad de las ventas que teníamos hace unos años».

A eso se le une que los padres «ya no compran los libros en las librerías, ahora en la mayor parte de los casos la venta se hace directamente en las Ampas o en los colegios».

Menos lectura

Además, el uso de las nuevas tecnologías lleva a que los jóvenes cada vez lean menos, circunstancia que también influye en la actividad de las librerías: «Los chavales no leen y además la lectura se está convirtiendo en una práctica casi de lujo, porque se está perdiendo la cultura de coger el libro de papel y pasar las páginas. Ahora todo es digital y no es una buena fórmula de enseñanza para que los niños se familiaricen con la lectura».

Escobar critica también el uso indiscriminado de los libros de texto fotocopiados: «Es un delito contra la propiedad intelectual y aunque ponemos denuncias, no sirve de nada. Hay profesores que consienten que sus alumnos se presenten en clase con libros fotocopiados y permiten que se trabaje con ellos. No puede ser. No saben el daño que causan a toda una industria que vive de ello y que con estas prácticas, se hunde cada vez más».

Los libros "acabarán por ser un objeto decorativo" para los jóvenes