jueves. 01.12.2022

El presidente de la Junta Vecinal de Puebla de Lillo, Sergio Muñiz, ha mostrado su satisfacción porque la Diputación de León vaya normalizando la contratación del personal fijo discontinuo de la estación de esquí de San Isidro. La estación cuenta con un total de 27 fijos discontinuos que son vecinos de Puebla de Lillo, Cofiñal y Redipollos. Lo habitual es que las contrataciones se realizasen escalonadamente, circunstancia que hacía que algunos tuviesen que esperar a entrar a trabajar en diciembre o enero, sobre todo los años en que la nieve se retrasaba. Los taquilleros empiezan hoy y los ayudantes el próximo lunes día 8 de noviembre. «Para los fijos discontinuos es una incertidumbre no saber cuándo tienen una fecha de llamamiento segura». Además indicó el presidente de la Junta Vecinal de Puebla de Lillo que hay muchos fijos discontinuos que llevan desde 1999, es decir, más de 20 años. La gran mayoría llevan entre 12 y 20 años en esta situación laboral que tienen que vivir cada temporada de nieve.

Muñiz señala que hay mucho trabajo que hay que hacer en la estación de esquí para dejar las instalaciones en pleno funcionamiento, como por ejemplo que haya que hacer con la sillas pruebas de deslizamiento, paravientos en mal estado y hay que repararlos, existe necesidad de colocar colchonetas o hay que echar hierba en las pistas.

Esto evitará que «se te meta el tiempo encima y tengamos que andar a carreras y con prisas», según Muñiz, quien puntualizó que la puesta de una fecha para iniciar la contratación de este personal evita la incertidumbre que tenían estos trabajadores otros años. «No se puede tener a la gente de la comarca esperando cada año a ver si les contratan para trabajar en la estación de esquí. Lo que se va a realizar este año esperamos que sea a partir de ahora lo normal, ya que nunca había entrado todo el personal de una vez».

Lillo agradece a la Diputación los contratos locales para San Isidro