martes. 07.02.2023
TRIBUNALES ■ EL CASO DE LA CAJA

El límite de disposición de los créditos de la Caja a Santos Llamas alcanzaba el 87%

Los inspectores del Banco de España declararon ante la jueza que el consejo no realizó ningún seguimiento de las operaciones realizadas con el presidente de la entidad
Los peritos del Banco de España en su desplazamiento a León ante la jueza del número 5.

Los inspectores del Banco de España declararon el pasado mes de marzo ante la magistrada del Juzgado Número 5 de León que los créditos que analizaron en 2007 y 2008 alcanzaban el carácter de "dudosos" hasta un 37% de los que fueron objeto de inspección. Los peritos añadieron además que la entidad no realizó ningún seguimiento de las operaciones de crédito concedidos al grupo Santos Llamas y subrayan que en ocasiones existían límites de disposición del 50% "y que algunas veces alcanzaba el 87%. Estos datos forman parte de la investigación realizada por los expertos del Banco de España y han sido expuestas ya en sede judicial. Miquel Seguí y Francisco Javier Lorente aportaron estos datos a la magistrada y forman parte de la instrucción del caso por presunta administración desleal del Consejo iniciado a raíz de una denuncia presentada por Izquierda Unida cuyas diligencias se abrieron en el año 2013. El consejo de administración, que aprobó las operaciones entre 2007 y 2009, está investigado a causa de la refinanciación de la deuda de Santos Llamas. 

La investigación de los expertos del Banco de España defiende que los consejeros de Caja España hicieron dejación de sus funciones y permitieron que su presidente, el constructor Santos Llamas, se financiara con créditos de la entidad sin asumir riesgo alguno.«Todos los riesgos los asumía, en su totalidad, Caja España», aseguraron los peritos. Los inspectores añadieron que, según sus investigaciones, los por entonces consejeros —Miguel Ángel Álvarez, Artemio Domínguez González, Bernardo Fernández Álvarez, Francisco Javier Fernández, Alfredo Fernández Salvadores, Juan Elicio Fierro Vidal, Marcos García González, Francisco Javier García-Prieto, Zenón Jiménez-Ridruejo, Fernando Martínez Maíllo, Alejandro Menéndez Moreno, María Begoña Núñez, María Olga Palacio y José Antonio Turrado— incumplieron los límites y la política de riesgo que la propia entidad se había impuesto y aprobado en el Consejo de Administración celebrado en abril de 2004.

Gestión del riesgo

Estas revelaciones forman parte de la instrucción del caso por el que trece consejeros de la Caja, entre ellos el número 3 del PP, Fernando Martínez Maíllo, por entonces presidente de la Diputación de Zamora, están siendo investigados. Los inspectores añadieron que se incumplió la normativa de gestión de riesgo de la propia entidad que, además, calificaron de «deficiente y mejorable». «No hubo un seguimiento adecuado del riesgo de crédito con relación a las empresas del grupo Santos Llamas», declararon. El Juzgado número 5 de León investiga las operaciones del Consejo a raíz de una denuncia presentada por Izquierda Unida cuyas diligencias se abrieron en el año 2013. El consejo de administración que aprobó las operaciones entre 2007 y 2009 está investigado por la refinanciación de la deuda de Santos Llamas.

El límite de disposición de los créditos de la Caja a Santos Llamas alcanzaba el 87%
Comentarios