viernes 7/8/20
Sanidad

La lista de espera real para operarse se eleva a 8.465, el doble que en 2018

Los nuevos criterios del Sacyl afloran 4.030 pacientes más y una espera media de tres meses

Pacientes pendientes de intervención quirúrgica

León dobló su lista de espera quirúrgica en 2019 al englobar a 8.465 personas pendientes de una operación frente a las 4.435 que constaban en el documento de 2018. Ese incremento se explica por los cambios introducidos por el Sacyl para «aflorar» el número real de pacientes que requieren una intervención en la provincia y que, según la nueva estadística, englobarían a las 2.302 personas de nueva incorporación a las listas de espera en esos doce meses, más 632 usuarios «transitoriamente no programables» y 1.096 que rechazaron ser operados en un centro alternativo y continúan en espera, dos conceptos que antes no se sumaban.

De ellos, 6.097 figuran en la lista quirúrgica del Hospital de León y 2.368 en El Bierzo. El tiempo medio de espera también se incrementó, ya que en 2018 las intervenciones se practicaban a los dos meses y ahora la demora alcanza los 93 días, cifra que se eleva hasta los 5,5 meses (165 días) en el caso de los enfermos que rechazaron pasar por quirófano en otro hospital.

Además, casi un millar de personas no pudieron operarse en su prioridad y se regresa a las malas cifras de leoneses que llevan esperando más de un año por una intervención, algo que no ocurrió en 2018. Esa situación afectó a 56 pacientes de Otorrinolaringología, que fue el servicio tanto con mayor lista (1.829 personas) como la de mayor tiempo medio de espera para que pasaran por el quirófano (142 días). También se registraron siete usuarios de cirugía general y aparato digestivo y una de angiología.

Mitadiel ve en esa medida la solución a la abultada demora, además de captar a nuevos profesionales

La cirugía maxilofacial fue la segunda especialidad con más tiempo medio de espera (93 días), seguida de neurocirugía (91 días) y cirugía plástica (83). Sin embargo las listas más abultadas tras el otorrino fueron las de oftalmología (893) y cirugía general (704).

En el conjunto de la Comunidad, la lista de espera quirúrgica creció en 6.739 pacientes en el cuarto trimestre de 2019 hasta alcanzar los 29.263, con un aumento del 29,91% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras la demora media aumentó en 29 días, hasta situarse en los 94, lo que supone más de tres meses. Estas cifras retrotraen a las del pasado mandato. El gerente de Sacyl, Manuel Mitadiel, destacó que estos datos provocan que hoy se conozcan «mejor que nunca la realidad de la Sanidad de Castilla y León, que es el primer paso para mejorar su situación».

Entre las razones que están detrás de la subida de la lista de espera, Mitadiel apuntó a la caída de la actividad hospitalaria, tanto de la propia como de los conciertos con entidades privadas; a problemas estructurales como la falta de quirófanos y de profesionales como anestesistas, y al incremento de la complejidad de los procesos quirúrgicos. El gerente de Sacyl lamentó que se «ha perdido un año» en el objetivo de reducir la listas de espera, pero argumentó que con una mejor utilización de los recursos se puede alcanzar una notable mejoría.

Siempre en espera de conocer los datos de actividad y rendimiento de cada uno de los hospitales de la Comunidad «para hacer un análisis serio», indicó que «se debe generalizar el uso de quirófanos por las tardes y seguir captando a nuevos profesionales». Aunque también reconoció la influencia que ha podido tener el relevo de la mayor parte de los equipos directivos de los hospitales, Mitadiel consideró fundamental la herencia recibida del anterior Gobierno y dijo que en junio, cuando llegó el nuevo equipo, los créditos estaban ya comprometidos. «Los anteriores directivos de de Sanidad aplicaron el criterio de que el venga detrás, que arree».

La lista de espera real para operarse se eleva a 8.465, el doble que en 2018