sábado 16/1/21

Los hombres valientes

Carlos Pérez, Manuel Moure, Antonio Blanco, Orlando González, José Luis Arias y Roberto Álvarez se suman a la triste lista de las víctimas de la mina
   
 Carlos Pérez, Manuel Moure, Antonio Blanco, Orlando González, José Luis Arias y Roberto Álvarez, son los nombres de los seis fallecidos que ha dejado el accidente del Pozo Emilio del Valle de la empresa Hullera Vasco Leonesa y que se suma a la triste lista de víctimas de la mina. Seis vidas arrancadas de golpe y que dejan marcadas para siempre a sus familias.

El accidente ha conmocionado a la localidad de Las Ventas de Albares y al barrio bembibrense aledaño de Puente Nuevo. De allí era Carlos Pérez, que estaba casado y tenía dos hijos, una niña de 16 y un niño de 13 años. Aunque vivían en León, prácticamente todos los
fines de semana se acercaba al pueblo con su familia para visitar a sus padres. El último, este pasado, cuando se dejo ver en el bar para disfrutar del clásico entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona.

Manuel Moure era de Ciñera de Gordón, donde era muy conocido. De familia minera, tenía 39 años y acababa de ser padre de una niña hace escasas semanas. Un hecho que ha dejado totalmente desechos a familiares y amigos. Era una apasionado de la montaña, una afición que compartía con su mujer.

De Robles de la Valcueva (Matallana del Torío) es Antonio Blanco, de 42 años. Casado y con una niña vivía en León pero casi a diario subía a su pueblo. Le quedaba muy poco para prejubilarse y poder disfrutar a tiempo completo de su mujer y su hija. De joven, empezó a trabajar ayudando a su padre que era pintos, pero pronto dejó la brocha y empezó a trabajar en la mina, como su hermano, que también trabajó en la Hullera Vasco Leonesa.

La consternación también llegó a la localidad de Fontanos, del municipio de Garrafes del Torío. De allí era Roberto Álvarez que, con sólo 35 años, es el más joven de los fallecidos. “Era un chaval estupendo”, aseguran sus vecinos, que todavía no se creen lo ocurrido y lamentan la situación en la que queda su mujer, con dos hijos pequeños, una niña de dos años y un bebé que nació este verano.

La muerte de Orlando González también se ha teñido de luto La Pola de Gordón, donde vivía con su madre aunque él y su familia son del pequeño pueblo de Paradilla. Tiene un hermano que vive en Geras, estaba soltero y llevaba entre doce y trece años trabajando en la minería. Era muy conocido en la zona y sus vecinos de La Pola se han quedado completamente impactados por la triste noticia.

El único de los fallecidos del accidente del Pozo Emilio del Valle que no era de la provincia de León es José Luis Arias, un asturiano casado y con dos hijos que era natural del concejo de Pola de Lena y que se había trasladado para poder seguir trabajando en la minería.

Los hombres valientes