jueves 6/5/21
Infraestructuras

La lucha de los pueblos para bombear el agua de Asturias a León amenaza con parar la Variante

Si Adif no accede a restaurar el daño ambiental, un recurso en la Audiencia Nacional retrasará la entrada en servicio de los túneles
Cantidades ingentes de agua siguen desembocando cada día en la vertiente asturiana de Pajares procedente de acuíferos leoneses. JESÚS F. SALVADORES

Sin fecha aún para la entrada en funcionamiento de los túneles de Pajares, esta colosal infraestructura ferroviaria se enfrenta a una nueva amenaza que se suma a los mil avatares sufridos desde que hace dieciocho años fuera aprobada por el Consejo de Ministros. Los pueblos afectados —de los municipios de Villamanín y La Pola de Gordón— por el trasvase permanente de agua de sus arroyos, fuentes, manantiales y capas subterráneas hacia el Principado exigen el bombeo de Asturias a León del agua fugada por culpa de las obras de los túneles. Preparan ya un estudio técnico y financiero para conseguir que a través de uno de estos túneles ferroviarios vuelva a la provincia canalizada. Una vez en casa, tendría como destino a la presa de Casares, a unos doce kilómetros de la boca de los túneles (Folledo o Buiza).

El portavoz y asesor jurídico de la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores y la Asociación Lacerta, Carlos González Antón, confirmó ayer a este periódico que esta demanda forma parte de las alegaciones que preparan para modificar la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), publicada en el BOE el 30 de mayo de 2002, que permitió la puesta en marcha de las obras de estos dos túneles bajo la Cordillera Cantábrica. Y ya avisa de que de no conseguir este propósito, «al que no estamos dispuestos a renunciar», acudirán a los tribunales. Al tratarse de un asunto como la modificación de una DIA de una obra ejecutada por el Estado y fruto de una resolución de un ministro, la demanda se presentaría en la Audiencia Nacional o en todo caso en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Estudios en marcha

La canalización a través de una tubería por uno de los túneles tendría como destino la presa de Casares

«Esta acción judicial puede comprometer en su momento la puesta en servicio de los túneles de la Variante de Pajares», comenta el abogado. Reitera que la fuga permanente y continua de León al Principado es «un trasvase ilegal» y no cuenta con ningún tipo de autorización por parte de la ley que regula el Plan Hidrológico Nacional, responsable de autorizar el paso de agua de una comunidad a otra.

Según consta en el Informe experto sobre medidas correctoras y compensatorias de la Declaración de Impacto Ambiental del nuevo acceso ferroviario a Asturias: Variante de Pajares, elaborado a petición de Adif por el Instituto Estudios de la Tierra, «los túneles de Pajares constituyen una vía de drenaje de los diferentes materiales acuíferos perforados, que se puede acentuar por el hecho de que la mayoría de los túneles están situados parte por debajo de los niveles de los ríos y arroyos. Los problemas hidrogeológicos relacionados con la filtración de agua son frecuentes en este tipo de infraestructuras», reconoce.

Firme propósito

«No estamos dispuestos a renunciar al agua perdida y queremos que parte de ella se revierta a León»

La intención de la defensa jurídica de los afectados es incluir esta reivindicación (el bombeo del agua de León) en la modificación de la DIA para que Adif pueda actuar sobre uno de los túneles ya construido y canalizar el agua de vuelta a León, antes de que cuente con fecha para la puesta en servicio de la Variante.

La lucha de los pueblos para bombear el agua de Asturias a León amenaza con parar la...
Comentarios