sábado. 13.08.2022
No hay indicios de criminalidad

La maleta detonada junto al cuartel de la Guardia Civil de León contenía un masajeador eléctrico de espalda

Un cordón de seguridad ha bordeado el acuertelamiento y los grupos de desactivación de explosivos han tenido que actuar por seguridad

"Atención, retírense. Va a haber fuego. Fuego". Tras ese aviso a través de un megáfono y desde una furgoneta blanca, los efectivos de desactivación de explosivos alertados la mañana de ayer ante la aparición de una maleta de color negro depositada junto a las instalaciones del cuartel de la Guardia Civil en León, la explotaron por seguridad al filo de las 12.45 horas.

Las cámaras del cuartel avistaron la maleta, situada en la acera de Fernández Ladreda, a la altura del edificio de una planta que ocupa la cantina del acuartelamiento, y activaron el protocolo de seguridad ante objetos sospechosos.

Enseguida, los guardias civiles acordonaron la zona y desviaron a los viandantes para que se alejaran de la zona.

Tras llegar los Gedex (grupos de desactivación de explosivos), optaron por envolver con un cable y una cinta la maleta y explosionarla a distancia.

Falsa alarma, la maleta estaba vacía y se desintegró con un pequeño fogonazo en segundos sin heridos ni daños materiales.

El suceso motivó un extraordinario dispositivo policial que ha mantenido custodiado durante buena parte de la mañana el entorno del cuartel de la Guardia Civil en León como consecuencia de la aparición de esta maleta.

Tanto agentes de la Policía Nacional como de la Benemérita han creado un cordón de seguridad en torno al acuartelamiento y la Policía Local ha blindado armada los accesos a la avenida de Fernández Ladreda desde la plaza de toros.

Aunque las edificaciones de Fernández Ladreda estuvieron totalmente acordonadas y hay máxima vigilancia, los vehículos siguieron transitando por uno de los carriles. 

No hay indicios de criminalidad

"Sobre las 11 de la mañana se detectó un bulto con apariencia de maleta que fue abandonado sobre la pared exterior de la Comandancia de León (a la altura de la calle Fernandez Ladreda con el cruce con la calle Monseñor Turrado)", señala un comunicado de la Subdelegación del Gobierno.

"Tras acordonar la zona, en colaboración con Policía Nacional y Policía Local de León, por parte del Gedex de Guardia Civil, en colaboración también con el Gedex de la Policía Nacional, se procedió a la detonación controlada del bulto sospechoso", añade.

"Tras la primera inspección posterior -concluye el comunicado-, parece tratarse de un "masajeador eléctrico de espalda" o similar. Se descartan por el momento indicios de criminalidad, habiendo sido identificados los dos autores del hecho"

La maleta detonada junto al cuartel de la Guardia Civil de León contenía un masajeador...
Comentarios